Un secretario luciéndose desde el maravilloso mundo de las finanzas publicas.

 


Deja un comentario