MIRIAM SERRANO/NTRZACATECAS.COM
MIRIAM SERRANO/NTRZACATECAS.COM

Los padres de Litzi Saraí, adolescente víctima de feminicidio, exigieron una vez más que el DIF estatal deje de actuar de forma parcial, a través de la Procuraduría de Protección a Niñas, Niños y Adolescentes, para la determinación de la guarda y custodia de su nieto Sami.

Como lo publicó El Diario NTR en seguimiento al caso, la familia de la joven acusó que las autoridades los revictimizaron, desde que su hija y nieto desaparecieron en julio y la joven fue asesinada y el pequeño abandonado en Aguascalientes.

Sobre la intervención de Cristina Rodríguez Pacheco, esposa del gobernador del estado, Alejandro Tello Cristerna, y presidente honorífica del Sistema Estatal para el Desarrollo Integral de la Familia (SEDIF), la activista Mara Muñoz Galván sentenció que “sería gravísimo que el prejuicio de una persona influya en un tema tan delicado”.

La también presidente del Observatorio de Defensa de los Derechos de las Mujeres recalcó: “estamos hablando de un niño que se quedó sin su madre por un asesinato que se pudo haber prevenido por parte del Estado”, por lo que criticó la falta de perspectiva de género y de derechos humanos de quienes participan en el caso.

Cristela Trejo, abogada de los abuelos maternos del bebé, afirmó que la autoridad actúa sin tomar en cuenta la Ley de los Derechos de Niños, Niñas y Adolescentes, al no considerar situaciones de abuso que vivió Litzi en su relación con Luis, visibles desde la diferencia de edades en la pareja.

Aseguró que el pequeño no puede quedarse con la familia paterna, pues representa un factor de riesgo para su integridad. Subrayó que, desde que Litzi se embarazó y dio a luz, sólo la cuidaron sus padres, además que el papá biológico de Sami nunca quiso registrarlo y no aportó para la manutención ni de él ni de la mamá adolescente.

El papá de Litzi, Sergio Valadez de Luna, advirtió que los otros parientes de Sami nunca vieron por él. Aclaró que no conocían a la madre de Luis, ex pareja de su hija, porque nunca la visitó, ni durante el embarazo ni cuando dio a luz, por lo que cuestionó que se quiera favorecer a la abuela paterna para que se quede con el niño.

Además, aseveró que dentro del abuso que su hija sufrió con su ex pareja también hubo golpes, pues de acuerdo con vecinos y miembros de su familia presenciaron esta acción.

Los padres también denunciaron que, desde que se le entregó la custodia provisional el 26 de septiembre a la abuela paterna, no les permiten ver al bebé, hecho que conocen las autoridades del SEDIF.

Muñoz Galván también refirió que este es un caso de revictimización de los padres de la adolescente, porque una de las líneas de investigación es el padre del bebé de Litzi y ello tiene que tomarse en cuenta al momento de determinar quién debe quedarse con el bebé.

De igual modo, explicaron que se debe considerar que la abuela paterna se llevará a Sami a Chihuahua, donde difícilmente los abuelos maternos podrán verlo, ya que no tienen los recursos económicos.

Por otro lado, la madre de la joven, Verónica Hernández Padilla leyó un mensaje en el que condena que su nieto fuese tomado como rehén de las instituciones, pues, a pesar de todo el proceso realizado, ambas familias (materna y paterna) resultaron aptas para la guardia, menos el papá de Sami.

Pese a ello, decidieron entregar al bebé a la abuela paterna, quien nunca ha tenido contacto con el bebé, hasta que Litzi Saraí fue asesinada.

Asimismo, exigió a la Fiscalía General de Justicia del Estado de Zacatecas (FGJEZ) que la investigación de la muerte de su hija sea diligente y que detengan a las personas responsables.

 

Justifican proceso de investigación y custodia

 

En un mensaje emitido a través de redes sociales, la Procuraduría de Protección de Niñas, Niños, Adolescentes y Familia del SEDIF y la Fiscalía General de Justicia del Estado de Zacatecas (FGJEZ), justificaron su actuar mediante un recuento del proceso en la investigación del feminicidio de Litzi y de la guarda y custodia de su bebé.

Manuel David Pérez Navarrete, procurador, anunció que el Consejo de Adopciones analizó el expediente administrativo del hijo de Litzi, quienes votaron por la reintegración del bebé con la abuela paterna, Juana Ávila Avitia, el 25 de septiembre del año en curso.

Dijo que uno de los principios rectores de la Procuraduría es la reintegración familiar, por lo que aseveró que no es su facultad otorgar custodias al respecto.

Pérez Navarrete afirmó: “que ningún trámite que se realice ante esta procuraduría, respecto de niños, niñas y adolescentes debe politizarse y mucho menos servir a ambiciones personales”, arguyó.

Por su parte, la fiscal de Derechos Humanos, Martha Berenice Vázquez González, precisó que el Consejo valoró los estudios psicosociales y elementos jurídicos del caso, por ello se le entregó a la familia paterna, en aras de proteger y respetar el interés superior del niño.

Finalmente, la fiscal de Delitos de Género, Xochitl Fátima Arroyo Encina, informó que se avanza en la investigación del feminicidio de Litzi, además de que se le brinda acompañamiento a las víctimas indirectas, lo que incluye la información que es susceptible de exponer, por lo que la investigación continúa.


Nuestros lectores comentan

  1. Joana Quintero González

    Como le dolió a Mara dejar de ser lo que fue y mas que no la tomaran en cuenta para otro puesto, Total… siempre busca ser protagonista y busca a quienes con quien hacerlo… que lástima por ella porque sólo así la “toman en cuenta” que estudien bien las leyes para que estén seguros de los que están pidiendo

    Responder

Deja un comentario