KAREN CALDERÓN/NTRZACATECAS.COM
KAREN CALDERÓN/NTRZACATECAS.COM

ZACATECAS.- Marko Antonio Cortés Mendoza, aspirante a la dirigencia nacional del Partido Acción Nacional (PAN), sentenció que se necesita un cambio profundo para crear una unidad que “tanto le hace falta al partido”.

En su visita al estado, aseveró que como partido se tendrá una participación en las decisiones del gobierno de Andrés Manuel López Obrador (AMLO), debido a que existe “una preocupación es cómo va a manejar el Presupuesto de Egresos de la Federación, ya que Andrés Manuel va a tener que presentarlo antes del 15 de diciembre y esperamos que no disperse el recurso y que no atienda tantas cosas y al mismo tiempo no atienda nada”.

En el caso específico de Zacatecas, Cortés Mendoza refirió que el proyecto de la presa Milpillas deberá estar dentro del Presupuesto de Egresos de la Federación.

“En esta presa se captará agua que sirva para el uso doméstico y al mismo tiempo la agricultura, las cuales serían acciones e inversiones que realmente cambiarían la calidad de vida de la población”, puntualizó.

El impulso a dicho proyecto, sostuvo, impulsaría la economía y desarrollo del estado, aunque es necesario un enfoque de la aplicación del recurso, junto con una concentración, no que se disperse, sino que genere mayores condiciones de bienestar de fondo y no simplemente la atención de pequeñas necesidades.

Respecto a sus propuestas como dirigente blanquiazul, Antonio Cortés consideró necesaria una reforma a los estatus del partido, misma que garantizará “que ya no gane todo una persona en una elección interna y quien se queda sin nada, que logremos en los hechos que las minorías formen parte de las minorías”.

Planteó además la creación de un código de ética panista, para que no vuelva ocurrir la difamación entre integrantes del partido, lo que ha dañado la imagen pública de Acción Nacional.

 


Nuestros lectores comentan

  1. Darío Hernández Fernández

    Me parece una excelente propuesta, la división interna y las descalificaciones públicas que se hacen entre miembros representativos del PAN, no sólo denigran a quienes las vierten sino que denigrar al PAN en su conjunto. Lo hacen aparecer como un partido de políticos vulgares y muy corrientes. (V/g Javier Lozano)