ROSA ROJAS/NTRZACATECAS.COM
ROSA ROJAS/NTRZACATECAS.COM

FRESNILLO.- Fresnillo es la quinta ciudad de todo México con mayor percepción de inseguridad entre sus habitantes, según la más reciente actualización de la Encuesta Nacional de Seguridad Pública Urbana (ENSU), correspondiente a septiembre de 2018.

De acuerdo con el estudio del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), nueve de cada 10 fresnillenses viven con miedo en su ciudad.

Con un porcentaje de 90.8 en la medición, el mismo registrado hace un año, este municipio de Zacatecas se encuentra sólo por debajo de Ecatepec, Estado de México; Villahermosa, Tabasco; Reynosa, Tamaulipas, y Cancún, Quintana Roo, en la lista de alerta guinda, la más alta.

Además, El Mineral también está entre las 10 demarcaciones con menor aprobación del desempeño de su gobierno, ahora encabezado por Saúl Monreal Ávila, de Movimiento Regeneración Nacional (Morena).

Poco más de 87 por ciento de la población en Fresnillo considera que las autoridades municipales son poco o nada efectivas para resolver los problemas que aquejan a la ciudad, como fallas en el suministro de agua potable, en primer lugar; baches, en segundo, y delincuencia, en tercero.

Los principales delitos y conductas antisociales atestiguados en El Mineral son sobre todo disparos frecuentes de arma de fuego, además de consumo de alcohol en la vía pública y robos o asaltos, considerando el cajero, el banco y las calles como los sitios de mayor riesgo.

Además, debido a la delincuencia, los habitantes refirieron que han cambiado sus rutinas: impiden que menores salgan a la calle, evitan caminar solos de noche y no portan objetos de valor consigo.

Delincuencia en la Ciudad Patrimonio

En la capital del estado, los números del temor también son altos. Sin embargo, pese a que esta ciudad ha destacado en los hechos de violencia más recientes, el registro de percepción de inseguridad fue menor que el año pasado y que en la anterior edición de la encuesta del Inegi.

En Zacatecas, ocho de cada 10 habitantes se sienten inseguros y poco más de esta proporción consideraron poco o nada efectiva la administración municipal, donde recién inicia al mando Ulises Mejía Haro quien, también de Morena.

Entre los tres principales problemas de la considerada Ciudad Patrimonio de la Humanidad están las fallas en el servicio de agua potable y los baches en las avenidas, pero el más grave es la delincuencia, coincidieron la mayoría de los habitantes.

La ingesta de bebidas embriagantes en las calles es la conducta ilícita más común, aunque el vandalismo y los robos o asaltos no se quedan atrás. El cajero, las carreteras y el transporte fueron los espacios de la ciudad considerados más peligrosos.

Los de la capital expusieron que, ante el temor de ser víctimas de algún delito, evitan llevar objetos de valor cuando salen y andar en las calles durante la noche, aunque sea cerca de sus viviendas, además prefieren resguardar a niños y adolescentes, por los que no los dejan salir.

Tanto en la capital como en El Mineral, las expectativas de la población de que el problema de la violencia mejore en su ciudad es muy baja: en promedio, siete de cada 10 consideran que la situación de delincuencia seguirá igual de mal o que incluso empeorará.


Los comentarios están cerrados.