REFORMA | NTRZACATECAS.COM
REFORMA | NTRZACATECAS.COM

WASHINGTON.- Huellas dactilares, el rastro de un celular y restos de ADN pusieron fin ayer a una cacería de cuatro días en Estados Unidos para atrapar al responsable de enviar al menos 13 bombas a críticos del Presidente Donald Trump.

La persecución permitió la captura de Cesar Sayoc, de 56 años y fanático de Trump, en el estacionamiento de una tienda de autopartes en Plantation, al sur de Florida, comunidad próxima a Miami.

Las autoridades informaron de la imputación de cargos contra Sayoc por enviar paquetes explosivos a personalidades como el ex Presidente Barack Obama, la ex Canciller Hillary Clinton e, incluso, el actor Robert de Niro.

La detención fue la culminación de un esfuerzo liderado por el FBI que comenzó el lunes, cuando fue interceptado el primer correo bomba, aunque la situación no emergió hasta el miércoles, cuando se multiplicaron los explosivos.

Justamente, según informó CNN, un paquete interceptado el miércoles permitió ubicar una huella dactilar y muestras de ADN de Sayoc, que tiene un historial delictivo y sus rastros pudieron ser identificados.

El rastreo se reforzó tras ubicarse que cinco paquetes fueron enviados desde las afueras de Miami y también tras cotejarse faltas de ortografía de Sayoc en redes sociales y en los paquetes explosivos.

Los agentes acudieron a la casa de la madre de Sayoc, pero al no encontrarlo pudieron localizarlo vía su celular en el interior de su camioneta, cubierta con imágenes en apoyo a Trump y contra los objetivos de sus explosivos.


Los comentarios están cerrados.