REFORMA | NTRZACATECAS.COM
REFORMA | NTRZACATECAS.COM

La caravana de migrantes quiere que el Gobierno mexicano asuma el éxodo centroamericano como un drama humanitario y que de esa forma sea atendido.

En asambleas realizadas en esta ciudad solicitaron a los Gobiernos del Estado de Oaxaca y de la Ciudad de México transporte para los entre cinco mil y siete mil integrantes de la caravana.

«Esto no se va a parar porque es un éxodo y esto tiene que ser atendido de forma humanitaria», dijo Georgina Garibo, del colectivo Pueblo sin Fronteras.

«Demandamos a distintas instancias de Gobierno, a las distintas comisiones de derechos humanos y a la sociedad civil, a pesar de que ha estado aquí, pedimos su colaboración porque sabemos que si el Gobierno decide no apoyarnos, no vamos a estar solos», indicó.

La caravana, que entró al País el 19 de octubre, ha recorrido en casi dos semanas más de 700 kilómetros en territorio mexicano, desde Ciudad Hidalgo a Juchitán, con caminatas de hasta ocho horas, con mujeres, niños y ancianos pidiendo apoyo en la carretera.

Durante su estancia en Juchitán crearon la Comisión de «Diálogo por el Éxodo» que intentará negociar con las autoridades mexicanas.

La madrugada de hoy partirían de Juchitán rumbo a Jalapa de Marqués, Oaxaca, en una caminata de casi 60 kilómetros.


Los comentarios están cerrados.