OREJAS DE BURRO

Ya ni la hace el señor procurador de la Defensa del Menor, la Mujer y la Familia, quien primero intentó hacerse el occiso y, olímpicamente, pretendió darle la vuelta a los cuestionamientos de los medios cuando le preguntaron sobre el terrible asesinato de la niña Lisa María, en Sombrerete. Aunque al final no le quedó de otra que contestar, lo hizo… de una manera bastante tonteja.

Y es que se atrevió a admitir, en medio de un rosario de terminajos legales (que nadie entiende), que en los papeles que revisaron en el DIF estatal, los padres adoptivos (y presuntos asesinos) de la pequeña ¡se veían sin ningún problema! Y que además, nunca le dieron visitas de seguimiento. Nooo, bueeeno… ¿así o más ineficientes?

¡AH! ¿AHORA SÍ?

Según los más chismosos del Congreso del estado, aseguran que luego de todo lo que se dijo acerca del “doble” papel que jugó la morenaza Vero Díaz Robles, como diputada local pluri y presunta “súperdelegada” plenipotenciaria de Andrés Manuel López Obrador, finalmente parece ser que hoy renunciará… no, pedirá licencia (¡por fin!) para separarse de su adorada curul.

Lo que más sacó de onda (seguramente) a algunos de sus observadores, es que se vaya ¡sin haber cobrado completa esta quincena! Seguramente su fe y su esperanza están más que puestas en que como “súperdelegada” le irá bastante bien. Y en una de esas, igual y ya tiene apalabrado ¡que cobren por ella y se lo reembolsen! No sería la primera que lo hace, así que habrá que preguntarle a su suplente…

SUMA DE INUTILIDADES

Donde al parecer también ya se resignaron (¡ajá!) a quedarse sin dinero, es en la Conagua, dependencia que tenía programado ejercer cerca de 200 millones de pesos en el proyecto de la Presa Milpillas este año, y por todas las broncas legales y sociales que tienen encima con los ejidatarios, pues tendrán que regresar poquito más de 167 millones a la Federación. Lástima.

Lo que dicen los chismosos, sin embargo, es que la culpa más bien la tendría que cargar la inutilidad andante en la Secretaría General de Gobierno, que no fueron capaces de negociar y sociabilizar y “vender” bien el proyecto, pues no tienen ni las tablas ni las ganas para hacer su chamba de política interior, y nomás ven pasar el tiempo sin solucionar un solo conflicto.

VEN BURRO…

Con el pretexto de la toma de protesta de Andrés Manuel López Obrador el próximo sábado, en la Ciudad de México, parece que aquí se cumplió –sin tantas ironías, conste– aquél refrán que dicta que “ven burro, y se les antoja viaje”… y como no faltan los acomedidos quedabién, pues en ese cargo ya se apuntó rapidito el alcalde capitalino, Ulises Mejía Haro.

Ya en redes sociales circula la presunta invitación que están haciendo para que se junten reporteros (y seguramente uno que otro colado, o muchos) para llenar un camión que pondrá Ulises, para llevarlos y traerlos del magno evento. Así que la gente se pregunta si el alcalde pagará el camión de su propia bolsa… ¿o lo sacará de la Presidencia Municipal? Así empiezan…


Deja un comentario