YA LES ANDA…

Cuentan chismosos de muchas delegaciones federales que, en esta última semana del actual sexenio, un enjambre de presuntos “enviados” del próximo gobierno andan, como jinetes del Apocalipsis, metiéndose como Pedro por su casa, que porque los mandaron a “revisar” todo antes de que se vayan… y parece que hasta andan ya escogiendo con cuál oficina se van a quedar cuando lleguen ellos.

Lo más chistoso, dicen, es que incluso luego de consultar a nivel central, resulta que a los tales “enviados” ni siquiera los conocen, y ellos luego luego se defienden diciendo que ¡son del equipo de transición de la súperdelegada Verónica Díaz! Y que, por supuesto, les importa un comino que haya protocolos y reglas, porque al cabo ya nomás son unos días, y ellos serán los meros chipocludos. ¿Así o más autoritarios? Eso se pega…

¡A FUERZAS!

Donde al parecer no estará tan fácil que hagan su voluntad los morenazos encarrerados en la transición y el vuelo de la “cuarta transformación”, es en el Congreso del Estado, donde ayer tuvieron que aguantarse que tooodos los demás diputados les hicieran vacío y se suspendiera la sesión, por una razón: no les tolerarán la imposición de Rafael Llamas en la Secretaría General de la Legislatura.

Bueeeno, eso de que “no tolerarán” es un decir, porque según lenguas viperinas desde dentro de las bancadas, aseguran que en realidad sólo están “estirando la liga”, o sea, negociando a matacaballo, para sacarle la mayor tajada al asunto… aunque al final lo dejen llegar modificando su propia norma. Y claro, la negocia tiene que ver con posiciones en el Congreso y, por supuesto, la lana. Como siempre, el cochino dinero.

MUY MACHITO

Cuentan las malas lenguas que el alcalde de Guadalupe, Julio César Chávez Padilla, sacó a relucir el cobre en la reunión con las presidentes de los DIF municipales, donde les explicó que, como a los políticos (hombres) se les va el tiempo en cuestiones administrativas y asuntos técnicos, entonces a ellas (sus esposas), les toca recordarles “la parte humana”. ¡Ja!

Y encima coronó su perorata invitando a todas a la Feria de la Virgen, y prometiéndoles que él se pondría de acuerdo con sus esposos para que las llevaran a Guadalupe a disfrutar. Nomás le faltó decir que al cabo ellas estaban para posar como la escopeta: cargadas y en la esquina. A más de tres señoras les cayó en el hígado el discurso, abiertamente machista, que usó el novel intento de político.

DE NECEDADES

Con cara de susto y preocupación, varios chismosos fresnillenses aseguran que el alcalde de El Mineral, Saúl Monreal Ávila, anda necio con que quiere abrir allá otra unidad académica de la Universidad Autónoma de Zacatecas (la UAZ), y ya hasta anda consensando si pudiera ser una de Agronomía, o de Minería, o de lo que sea…

Pero es que viendo cómo está de embroncada la universidad y llena de deudas, muchos se preguntan por qué no se hinca al observar la tempestad… Ahora que, si sigue con la necedad, ¡pues entonces le aconsejan que utilice sus influencias con López Obrador y lo convenza de llevarse allí una de las tres universidades que quiere crear! ¿No podrá? Total, si de ocurrencias se trata…


Deja un comentario