Enrique Laviada
Enrique Laviada

El resultado electoral es una especie de premonición, lo digo pensando en una democracia como la nuestra que se encuentra hace rato en ciernes, lo que quiere decir que vamos en aproximaciones sucesivas hacia el objetivo final.

Dudo mucho que exista una “transición” tan compleja como la mexicana, tan llena de rescoldos, rincones inaccesibles, traumas, estereotipos y demás inconvenientes lógicos.

En verdad les digo, estimados lectores, que seguir el sentido democrático de las cosas en nuestro país es un verdadero reto a la inteligencia (no es ironía) y en serio.

Nada tiene referentes ideológicos, en tanto la izquierda se une a la derecha para fundar lo que se denomina la Cuarta Transformación, aún colmada de incógnitas.

4T

………………………………………

 

Y en eso alza los brazos Ricardo Monreal y asegura que el Senado de la República debe tener una suficiencia material, quizá a la baja, no importa, pero suficiente, pues dice que le asiste la razón política y el sentido social, atendiendo a su calidad moral, lo que se traduce en la consolidación de su poder.

Las palabras del ex gobernador de Zacatecas, tribuno avieso, político dotado del suficiente pragmatismo, impelen a la reflexión acerca de la suerte que correrá este sistema en los próximos tiempos, es un asunto de la mayor importancia, y no merece conjeturas tan simples como las vistas en el prolegómeno del nuevo gobierno.

Quizá se trate, dicen, del sexenio que antes de iniciar ya tuvo los problemas y las encrucijadas y los altibajos que desgastan y agotan de manera natural.

4T

…………………………………….

El punto estriba, finalmente, en lo mismo que atañe a la formación republicana desde siempre, es decir, al equilibrio entre poderes, la relación sana con la sociedad, el adecuado sistema de partidos, la pluralidad y, en especial, las libertades.

Empiezo por la que corresponde a la expresión de las ideas y lo que comúnmente se atribuye a la libertad de prensa, esto es, a la que concierne a la forma de las ideas en su manifestación escrita.

Ahora eso, tan evidente, se complica por el efecto tecnológico que convierte a esas ideas en mensajes emitidos y recibidos en fracción de segundos, mediante canales insospechadamente libres, lo digo por aquello de las benditas redes sociales.

Las mismas que podrían de pronto ser malditas, no se sabe.

4T

…………………………………

En ese punto, legislar se entiende o debería entenderse como una misión que socialmente responda al interés común y no al de un sólo grupo, por mayor que sea su representación formal.

No estoy seguro que entiendan los nuevos poseedores del poder en nuestro país, por la medida en la que ellos mismos se encargan de exhibir sus excesos, tal vez vindicativos, lo que sería contrario a la armónica convivencia que merecemos.

Los fundamentalismos no ayudan a lo que el senador Monreal quisiera para todos, y quizá su principal lucha no sea con los otros, sino con los suyos.

Por lo pronto, el Senado se encarga de contener los ánimos totalitarios y supremacistas de la mayoría que, por el sólo hecho de serlo, tiene la responsabilidad última de la estabilidad del país, en un periodo, por cierto, de grandes retos.

4T

……………

Acertijo

El tiempo nublado no es de paz.


Deja un comentario