STAFF | NTRZACATECAS.COM
STAFF | NTRZACATECAS.COM

Zacatecas.- En una prisión, la palabra “libertad” tiene un significado muy estrecho, se privan las emociones y los sentidos, representa un espacio que queda inalcanzable, está tan cerca y a la vez tan lejos, con el arte se caen las rejas, muros, candados, barrotes; con el arte brotan las historias, recuerdos, anhelos, hay catarsis, expresión y liberación.

Con el propósito de coadyuvar a la reinserción social de las personas que están privadas de su libertad, los alumnos de la Unidad Académica de Arte y particularmente de la Licenciatura en Artes desde sus distintas orientaciones, las cuales son: artes escénicas, artes visuales, educación artística y teoría del arte, trabajaron durante todo el semestre de agosto-diciembre con un proyecto de intervención artística en el Centro de Reinserción Social (CERESO) varonil de Cieneguillas.

En su intervención el responsable de la Licenciatura en Artes, José Antonio Rocamontes explicó, que los alumnos de sexto semestre de las cuatro orientaciones a través de una materia que se llama Taller de Trabajo Conjunto, coordinada por el docente de Actuación, Efraín Martínez de Luna, hicieron esta práctica de vinculación con el CERESO varonil, mediante diferentes ejercicios académicos con el fin de acercar al arte a este sector tan vulnerable.

Al hablar de la importancia que tiene esta actividad, Antonio Rocamontes expresó que uno de los pilares más importantes de la Universidad Autónoma de Zacatecas es la retribución, es por eso que con este tipo de eventos la UAZ logra la extensión y la articulación con la sociedad.

Precisó que es responsabilidad de la Máxima Casa de Estudios el acercar el arte a todos los ámbitos sociales en todos los rincones del estado asegurando que es una de las funciones fundamentales el generar este tipo de sinergias.

A su vez, el docente Efraín Martínez de Luna puntualizó que se implementaron 6 talleres: dibujo, pintura, literatura, danza, teatro y música, a los cuales asistieron un total de 36 alumnos internos, atendidos por él y 18 estudiantes que fungieron como instructores, asimismo explicó que se impartieron 14 sesiones de hora y media cada una, los martes de cada semana.

Aseguró que la actividad fue un encuentro muy saludable entre los estudiantes de Artes y los reclusos, siendo que el resultado fue muy interesante ya que los ejercicios que se realizaron les permitieron a los internos mostrar su percepción de la vida.

Explicó también que el propósito de este proyecto es que los alumnos dejen huella, practiquen, mejoren y puedan enseñar a otros lo aprendido dentro de su disciplina artística.

El recluso N, agradeció a la Universidad Autónoma de Zacatecas por tener la preocupación y confianza suficiente para voltear a ver este sector tan segregado de la sociedad.

“A los alumnos de la Unidad Académica de Arte les digo que ésta semilla que sembraron en nosotros, tarde o temprano será un roble alto y fuerte”

Por su parte el MVZ, Saúl Rivera Vázquez felicitó y pidió a la Unidad Académica de Arte que continúe con el apoyo que hasta ahora se le ha dado al CERESO expresando que la educación es un eje rector fundamental para la reinserción de las personas que están privadas de su libertad.

“Con el arte los reclusos encuentran su libertad y no necesariamente una libertad física sino una libertad espiritual donde pueden expresar pensamientos y sentimientos” expresó.

Rivera Vázquez señaló que se espera que el próximo semestre se siga capacitando a los internos, ya que todos tienen la disposición de aprender cosas nuevas, asimismo declaró que la educación artística se debe incorporar en la educación ya que es tan importante como leer y escribir.


Nuestros lectores comentan

Deja un comentario