¡ERA ANTES!

Andan diciendo las malas lenguas que la reciente rueda de prensa del gobierno estatal, ofrecida ayer, y que trató sobre la pobre situación en que quedarían miles de docentes de educación básica, media superior y superior, no refleja más que la ineptitud de los actuales funcionarios públicos para gestionar… pero a tiempo, no a deshoras.

Y es que la falta de recursos económicos, aunado a la negativa del gobierno federal para aportarle ni un peso más a la educación, podría haberse evitado con anticipación –dicen los chismosos–, si hubieran gestionado los recursos extraordinarios ¡con el presidente Peña Nieto, y no esperar a López Obrador! ¿A quién se le ocurrió aguantarse hasta el último minuto? Nadie sabe, pero seguramente esa persona tiene la culpa…

ACUÉRDESE

Y a propósito de dineros, cuentan las lenguas viperinas del Congreso del estado que, si la cosa no cambia, hoy en sesión de pleno el diputado perredista José Juan Mendoza tendrá a bien recordarle al magistrado presidente del Tribunal Superior de Justicia, Armando Ávalos, que no se haga el loco ni el olvidadizo. ¡Uy!

La razón del reclamo, dicen, sería un expediente que tiene pendiente en su cajón: el de la denuncia que interpuso para que determine que se le suspendan los haberes de retiro al ex magistrado Felipe Borrego Estrada pues, a su parecer, ya le dieron demasiados millones de pesos, indebidamente. ¡Ah!, pero sí a Ávalos se le sigue olvidando, pues ¡ahí se las verá en la próxima discusión de su presupuesto! Suenan tambores de guerra…

NECIO, NECIO

Por cierto que, ante la negativa del preciso López Obrador de “regalarle” más dinero a Zacatecas para que cubra el déficit educativo y un nuevo rescate de la UAZ, resulta que salió a la lucha un “paladín de la justicia” a trata de defender lo indefendible, no le hace que lo haya dicho y ordenado así ya su gurú, pastor, líder y guía. Femat no se resigna.

Así como lo oyen, tal pareciera que el diputado federal Alfredo Femat no entiende ni las razones de su presidente Andrés Manuel López Obrador, y él insiste en que está tocando puertas y hablando con medio mundo para “jalar” recursos para la educación. Quizás no lo logre, pero la necedad de estar insistiendo nadie puede negársela. ¿Está enojado o quiere votos?

DEVEDIDOS

Pero definitivamente los que ya demostraron que “serán los mesmos, pero están devedidos” son los integrantes de la bancada de Morena en el Congreso local que, a pesar de las órdenes de su máxima figura, el preciso López Obrador, nomás no se ponen de acuerdo sobre las determinaciones de que no habrá ni un cinco más para la educación en Zacatecas.

Entre lo que dicen Omar Carrera (que hay que adaptarse al “amarrón de cinturón”) y su líder de bancada Jesús Padilla (que hay que “buscarle una alternativa”), queda claro que no hay control en la fracción legislativa. Para que luego no se anden quejando de que los de la oposición (o sea, ahora los del PRI y sus aliados) les comen el mandado. ¿Ya se habrán dado cuenta de quién manda?


Deja un comentario