También tumbó al estado de un plumazo.


Deja un comentario