FLORENCIA SÁNCHEZ | NTRZACATECAS.COM
FLORENCIA SÁNCHEZ | NTRZACATECAS.COM

TLALTENANGO DE SÁNCHEZ ROMÁN.- La directora del UNEME (unidad especializada médica) CAPA (Centro de atención primaria en adicciones), Amalia López García, lamentó que son los padres los padres de los jóvenes que requieren tratamiento, quienes no quieren involucrarse, por lo que dejan de llevarlos al centro y ello provoca que recaigan en el consumo de drogas.

Esto se debe, explicó, a que los propios papás no aceptan la realidad ni la situación por la que están pasando, además de que no perciben que los jóvenes se dejan influenciar por los amigos, “es importantes que conozcan con quién se junta sus hijos o simplemente con quién convive, pero si no estás involucrado en eso, es difícil que puedan detectar situaciones en las que se está poniendo en riesgo su hijo” detalló, López García.

Hasta la fecha el UNEME CAPA, ha tenido que darle seguimiento a cerca de 12 jóvenes que estaban con problemas de alcohol y tabaco pero que dejaron sus tratamientos por la falta de interés de sus papás o de algún tutor y a pesar de que la trabajadora social acude a sus domicilios estos no se prestan para alguna comunicación o atención al respecto.

Es por eso que la dependencia decidió realizar una serie de pláticas y conferencias dentro de las escuelas a partir de la secundaria y preparatoria para evitar que dejen algún tratamiento, y lograr que se acerquen al lugar en caso de que el joven se encuentre vulnerable o comience al consumo de alguna sustancia adictiva.

Y es ahí donde el área del servicio social hace la parte que les corresponde que es visitar los domicilios de estos jóvenes para tener acercamiento con los padres.


Deja un comentario