KAREN CALDERÓN | NTRZACATECAS.COM
KAREN CALDERÓN | NTRZACATECAS.COM

 

El conflicto por la falta de pago en el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) escaló el mediodía de este lunes, cuando los afectados tomaron el bulevar metropolitano y fueron replegados por elementos de la Policía Estatal Preventiva (PEP).

Tras un paro de labores que se extendió durante todo el fin de semana, el personal suplente seguía sin respuesta sobre las 12 quincenas de salario que se les deben; ni las autoridades estatales ni las federales habían atendido la solicitud.

Una treintena de empleados, entre médicos, enfermeros y administrativos, llevó su protesta de la entrada del Hospital General del ISSSTE a la principal vialidad de la capital del estado, con pancartas que reclamaban “Queremos nuestro pago” y “Mi familia también come”.

Aunque era un reducido grupo, representaba a los 474 empleados que tienen más de seis meses sin cobrar. Primero tomaron un sentido, de Zacatecas a Guadalupe, y, casi de inmediato, se extendieron sobre los seis carriles, impidiendo el paso a automovilistas.

Las redes sociales se dividieron: mientras unos apoyaron la exigencia de los doctores, otros expresaron su enojo, pues apenas pasaron días desde que los integrantes del Sindicato de Trabajadores de la Universidad Autónoma de Zacatecas (STUAZ) paralizaron el tránsito.

“Tomamos el bulevar para que nos hicieran caso, ya agotamos todas las medidas de diálogo durante los meses que no hemos recibido sueldo”, argumentaron los manifestantes, la mayoría jóvenes mujeres.

El primero en llegar fue el director de Seguridad Vial, Oswaldo Caldera Murillo, quien dialogó con el personal médico para acordar que liberaran un carril en cada uno de los sentidos y despresurizar el flujo vehicular.

Pese a que los trabajadores accedieron a la propuesta y el bloqueo duró unos minutos, al tiempo arribaron 16 patrullas de la PEP, con elementos antimotines que empezaron a prepararse con equipo táctico apenas bajaron de las camionetas.

Los policías se acercaron en fila a los manifestantes quienes comenzaron a retirarse del lado del sentido Guadalupe-Zacatecas.

Uno de los elementos de seguridad, quien no se identificó, pero aseguró que estaba al mando del operativo, amedrentó a los empleados con que el bloqueo era un delito y que por lo tanto tendría consecuencias. “Si no se quitan, los van a quitar a putazos”, amenazó.

Al saltar el camellón y con uso de la fuerza, los efectivos encapsularon a médicos, enfermeros, trabajadores, reporteros e incluso vendedores ambulantes que estaban en el lugar.

“Somos suplentes, no delincuentes”, fue la consigna con la que se defendieron los agredidos, quienes reprocharon el que no se les dejara manifestarse libremente, reprochando la reacción en comparación con la protesta del STUAZ, que tomó el bulevar durante horas.

Luego del episodio, Juan García Páez, subsecretario de Concentración de la Secretaría General de Gobierno, se presentó en el lugar e instaló una mesa de negociación. El resultado fue que la solicitud se trasladaría hasta las oficinas centrales en Ciudad de México, para presionar y se libere el recurso.

De acuerdo con información de la delegación del ISSSTE en Zacatecas, a los trabajadores les deben 4 millones 922 mil pesos. Ante la incertidumbre que se mantiene, los afectados advirtieron que mantendrán el paro hasta recibir el pago de su nómina.


Los comentarios están cerrados.