REFORMA | NTRZACATECAS.COM
REFORMA | NTRZACATECAS.COM

CIUDAD DE MÉXICO.- El Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (Trife) entró en un severo conflicto interno.

El Magistrado José Luis Vargas anunció ayer que presentará denuncias en contra de la presidenta del Tribunal, Janine Otálora, por presuntas irregularidades, y propuso que en una sesión pública se discuta su continuidad al frente del órgano de justicia electoral.

Vargas acusó a Otálora de emprender una campaña para desacreditar el proyecto de resolución sobre la elección de Gobernador en Puebla, el cual se discutió y aprobó el pasado de 8 diciembre.

En dicho documento, elaborado por Vargas, se proponía anular los comicios en Puebla, debido a presuntas vulneraciones en la cadena de custodia de los paquetes electorales.

«La magistrada presidenta comenzó con el litigio mediático al salir a medios de comunicación a desacreditar, a destiempo, el proyecto de resolución de la Gubernatura de Puebla, que ya había sido votado en sesión pública.

«Quien preside un Tribunal Constitucional no debe hacerlo, dado que las decisiones se toman en el pleno, y otro tipo de activismo en nada contribuye a la unidad del TEPJF», planteó Vargas.

Por ello, consideró el Magistrado, la presidenta no garantiza la unidad del pleno ni la independencia de sus Magistrados, por lo que le solicitará se discuta en sesión pública la idoneidad de su permanencia en el cargo.

«La crisis está dentro del Trife y desde ahí es donde debe ser resuelta. Es fundamental que la sociedad civil conozca todos los elementos que están por presentarse», refirió Vargas, quien adelantó que las denuncias serán presentadas en las próximas semanas.

Consultada sobre el tema, la presidenta del Tribunal declinó comentar sobre las supuestas denuncias.

«Prefiero no contestar más por respeto a la institución», zanjó Otálora.

La víspera, la magistrada presidenta había destacado en redes sociales que su responsabilidad es la protección de la confianza y el profesionalismo del Trife.

En los últimos 18 meses, el Tribunal ha protagonizado votaciones divididas y variaciones de criterios entre sus integrantes.

Uno de su división de criterio se registró cuando validaron la participación de Jaime Rodríguez como aspirante independiente para la elección presidencial del 1 de julio, a pesar de las irregularidades detectadas en la recolección de firmas.

Con información de Guadalupe Irízar


Los comentarios están cerrados.