Enrique Laviada
Enrique Laviada

Me llama la atención que un tal Gustavo Uribe, en funciones de dirigente del PRI estatal, exija con severo discurso que se ponga orden en los asuntos públicos del municipio de Guadalupe, a la hora exacta de la crisis en esa demarcación.

El “líder”, sobrado como suele serlo, reclamó claridad en el manejo de los recursos y en la administración local de Guadalupe, con el objetivo expreso de cumplir a cabalidad con las promesas electorales y dejar a salvo las ofertas hechas en campaña, que son un chorro, por cierto.

A esas promesas, de origen moreno, el dirigente priísta les puso el apelativo de “irresponsables”, debido a la imposibilidad presupuestal de ser cumplidas.

Es el PRI.

…………………………………..

Pero el dirigente (¿?) del tricolor fue mucho más allá de lo normal y acusó al edil (renunciante) por formar parte de una especie de mascarada política, lo que incluye no descartar que, en verdad, tenga serios problemas de salud.

Es decir: se metió en las honduras que son propias de la doble cara en política, con la certeza, de sobra, que es conocida como la incursión en el PRI, la de Miguel Alonso, con todo y sus personajes del momento.

El representante del PRI en Zacatecas no se mostró decidido a ahorrar calificativos en contra del munícipe que pedía licencia, fueron muchos quienes difundieron condena anticipada: y es la misma historia de alguien que, sin deberla ni temerla, vio a un alcalde enfermo.

Es el PRI.

………………………………………..

Lo cierto es que la ausencia de autoridad, real, en un municipio tan importante como lo es Guadalupe, debería llamar a la atención de los llamados tres niveles de gobierno.

No hay pretexto, pienso, para eludir las responsabilidades, sin cortapisas, sin remedio.

Por eso mismo entiendo las manifestaciones que provienen de una incipiente sociedad civil para hacerse cargo de la limpieza y del equilibrio ecológico, y del uso racional de los recursos naturales, y del desarrollo de tecnologías alternativas, es decir, del cuidado de nuestro medio ambiente.

A pesar de nosotros mismos.

…………

Acertijo
Allá somos más.


Deja un comentario