Alberto Aguilar
Alberto Aguilar

TRADICIONALMENTE LOS CAMBIOS de gobierno no son los mejores aliados para el ciclo económico, ya que la toma de decisiones se entorpece en detrimento de las inversiones.

En esta ocasión, sin embargo, la incertidumbre se ha manifestado con mayor fuerza al llegar al poder un gobierno de izquierda representado por Andrés Manuel López Obrador.

La cancelación del NAIM a través de una consulta pública no gustó y hay dudas en las políticas públicas en rubros tan nodales como el energético, lo que ha pospuesto inversiones que estaban en el tintero.

Además, al elaborarse el presupuesto la inversión pública se mantuvo constreñida en este 2019 y se reorientó el gasto a apoyos sociales.

Entre las novedades una industria que fue afectada fue la de la vivienda al cancelarse la tradicional partida de subsidios orientados al segmento de interés social.

Aunque la CANADEVI, que preside Carlos Medina, dio la pelea en diciembre, la escasez de recursos impidió que se tuvieran resultados favorables.

Como quiera ya le he platicado la zozobra que esta situación generó a este negocio. Firmas como URBI de Román Álvarez ya hicieron oficial su retiro de la construcción de vivienda de interés social. Se conoce que otras muchas han seguido sus pasos, debido a los riesgos que conlleva esa parte de la actividad.

De hecho desde diciembre ha caído la cifra de inscripciones en lo que es el Registro Único de Vivienda (RUV) en concordancia con la coyuntura.

Para las pequeñas y medianas desarrolladoras el tema resulta más complicado, dado que muchas dependen de lo que sucede en interés social. De ahí la premura para que el nuevo gobierno tome pronto decisiones.

Consultas realizadas señalan que hay gran voluntad del gobierno federal para apoyar a la industria con esquemas que promuevan la construcción de vivienda económica en el país.

Diversos desarrolladores ya han platicado con la CONAVI, que preside Edna Vega Rangel, quien se ha comprometido en tal sentido, lo mismo que el subsecretario de Desarrollo Urbano de SEDUVI, Armando Rosales.

Por el lado del INFONAVIT, que lleva Carlos Martínez, existe la versión ya muy arraigada en torno a que ese instituto también trabaja en elaborar una propuesta de apoyo crediticio para segmentos de bajo poder de compra.

Le adelanto, sin embargo, que su implementación aún tardará algunas semanas, por lo que no es tan inmediato como recién le platicaba.

Lo que sucede es que hay varias ideas que aún deben ponderarse. Además, antes de su implementación, la propuesta final debe ser aprobada por el consejo. Lo interesante es que hay voluntad y que ya se ha platicado con la IP y los trabajadores al respecto.

En ese sentido quizá habrá que esperar hacia marzo, lo que por desgracia prolongará más la ausencia de los apoyos gubernamentales, considerando que el subsidio de 6 mil 800 mdp del año pasado se agotó desde octubre.

Como quiera las expectativas son favorables dado el compromiso de un gobierno que muestra interés para que la construcción de casas económicas se reactive.

DESDE HACE VARIOS meses Telefónica Movistar, que comanda aquí Carlos Morales Paulín, inició las gestiones para desinvertirse de su negocio en México. A estas alturas AT&T, que lleva Laurent Therivel, ya levantó la mano. Para la estadounidense, que llegó hace cuatro años, quedarse con la empresa número dos del mercado sería un gran paso. Y es que, pese a su esfuerzo Telcel de Daniel Hajj, aún tiene un 63 por ciento de los clientes. Sin embargo, la telefónica no está sola puesto que hay otros fondos de inversión interesados en la hispana. Entre ellos apunte a Cerberus Capital Management de Steve Feinberg. Según esto va muy en serio y no hay que descartar noticias muy pronto. Veremos.

UNO DE LOS últimos temas que Marcos Martínez Gavica dejaría resuelto durante los días finales de su gestión en la ABM es el de las comisiones, éste que tanto revuelo causó el año pasado. Hay quien asegura por ahí que este mes habría noticias. Sin embargo, no es el caso. Si bien se ha avanzado y hay grupos de trabajo que interactúan con las autoridades, quizá haya noticias para febrero a fin de que el expediente quede planchado antes de la Convención Bancaria programada para el 21 y 22 de marzo. Para entonces asumirá las riendas de esa agrupación ya sea Enrique ZorrillaLuis Niño de Rivera.

EL AÑO PASADO, además de que el índice de la BMV terminó con una caída de 15.63 por ciento en pesos, dada la incertidumbre global y el proceso político interno, la mala noticia es que no hubo ninguna colocación de una nueva empresa. Por el contrario, dejaron el mercado Interacciones de Carlos Hank Rhon y Rassini, que lleva Eugenio Madero Pinsón. Especialistas estiman que esa situación se preservará al menos en el primer semestre, ya que las condiciones económicas globales se han deteriorado aún más y persisten dudas respecto a las políticas públicas que implementa el actual gobierno.

LE PLATICABA DE la española Atento, que dirige aquí Rodrigo Llaguno, especialista en transformación de procesos de negocio para tener una mejor interlocución con clientes, no tiene la menor intención de bajar la guardia aquí en un negocio en etapa de consolidación. Resulta que a nivel global ya tiene un nuevo presidente. Se trata de Carlos López-Abadía, quien reemplazará el 28 de enero a Alejandro Reynal. Es un experto con 30 años en el ámbito de TI y consultoría.

 


Los comentarios están cerrados.