¡QUÉ AUSTEROS!

Pues parece que ya se anda yendo, y preparando maletas, el comisionado presidente del instituto zacatecano de transparencia, Toño de la Torre Dueñas, y en la sesión de pleno del IZAI, este miércoles, reveló (muy en el ánimo de la honestidad valiente y sobre todo transparente) que se llevará algo así como 501 mil pesos como finiquito.

Dicen las malas lenguas que, además de valiente, honesto y claridoso, don Toño resultó también modesto y recatado, pues según eso al parecer en realidad le tocaba más, como unos 100 mil pesillos más, pero aceptó nomás el medio melón. Seguramente, dicen esos chismosos, es para entrarle también a la “austeridad” en el Instituto. ¡Cuánta austeridad!

FLOJONAZOS

Por más que el alcalde capitalino Ulises Mejía Haro se la pasa haciendo recorridos por los barrios de la capital, hace pintas de paredes, barre calles, supervisa obras, tapa baches y más, parece que sus regidores nomás no le ayudan, pues se sabe que después de sesionar para instalar sus respectivas comisiones edilicias… ¡no han vuelto a sesionar para ninguna otra cosa!

El hecho no pasa desapercibido para Mejía Haro, pues según los más chismosos, él ya hasta dispuso en su oficina de una especie de “tablero de la vergüenza”, dónde está la lista de los ediles y su productividad… ¡y todos están en rojo! O no les ha caído el veinte, o se están acostumbrando a cobrar sin trabajar. Qué mala onda.

AHÍ VIENEN…

Con el nombramiento de Francisco Enrique Pérez Compeán como nuevo Representante (ya no son “delegados”) de la Reforma Agraria en la entidad, parece que finalmente ya el Gobierno de México dio el primer paso para recibir a los “enviados” del preciso López Obrador quienes se encargarán de implementar las políticas públicas de la 4T en Zacatecas.

Sólo que… ¡se tardaron prácticamente medio día entero en lanzar una comunicación oficial a los medios, aunque pudieron hacerlo inmediatamente después del acto protocolario! ¿Para qué tanto suspenso, cuando pueden hacerlo sencillito? Por eso los de lengua viperina se preguntan si eso será “línea presidencial”, o si lo hacen por seguir el estilo del gurú, tardándose hasta para hilar sus comunicaciones…

ENTRE “CUATES”

Según universitarios muy chismosos –y bastante bien enterados, por lo que se ve–, la revisión de presuntas plazas irregulares, la búsqueda de supuestos “aviadores”, la investigación sobre compra y venta de espacios laborales, ascensos y prebendas dentro del sindicato de trabajadores de la máxima casa de estudios (el STUAZ), la llevan sólo dos personitas, muy cercanas.

A decir de los sabedores que destilan veneno, esa negociación la están haciendo ni más ni menos que el líder sindical Rafael Rodríguez Espino y el rector Antonio Guzmán Fernández, sin que nadie meta mano. O sea, dicen los chismes, que todo queda en familia, entre tío y sobrino políticos, entre el Rafa y el Tortas, que al cabo entre ellos no se enojan de decirse así.


Los comentarios están cerrados.