REFORMA | NTRZACATECAS.COM
REFORMA | NTRZACATECAS.COM

CIUDAD DE MÉXICO.- La Secretaría de Educación de Michoacán resultó un barril sin fondo.

Aunque el Gobierno federal entregó apenas en diciembre mil 650 millones de pesos a la administración que encabeza el perredista Silvano Aureoles, ese monto no fue suficiente para resolver los reclamos de maestros, quienes mantienen bloqueos en vías del tren.

Héctor Garza, titular de la Unidad de Administración y Finanzas de la Secretaría de Educación Pública (SEP), reveló que ese monto se destinó para pagar sueldos, bonos, aguinaldos y apoyos para el magisterio michoacano.

«Es a la entidad que más dinero se le dio por parte del presidente Andrés Manuel López Obrador. Eso ayudó un poco el movimiento magisterial y resolvimos, no de la manera como quisiéramos, es un problema que radica desde hace 30 años», consideró el funcionario.

Ahora, la demanda de Michoacán es contar con otros mil 200 millones de pesos, y que el Gobierno federal asuma el control de la nómina magisterial.

Reveló que han sostenido con el Gobernador Aureoles se ha planteado la necesidad de una reingenieria administrativa para solventar el problema de pagos pendientes con el magisterio.

«En una primera propuesta nos pidió el Gobernador un apoyo de 300 millones para pagar las dos quincenas que se deben. Nosotros dijimos que sí, que había dos vías: una de un apoyo extraordinario o de adelanto de participaciones federales.

«Del adelanto de participaciones federales, en donde el Gobierno viendo la gravedad del problema podía disponer de hasta mil 200 millones de pesos como adelanto, ellos pueden adquirir 200 ahorita, 300 mañana o cantidad que ellos dispongan para resolver este problema», indicó Garza.

Pese al ofrecimiento del Gobierno federal, la Sección 18 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación mantiene sus acciones de protesta en la entidad, e incluso advirtió que se reforzarán.

«Hay un ofrecimiento económico por parte de la Federación, por más de mil millones de pesos para afrontar la problemática educativa de nuestro estado, pero no se acepta ya que nuestras demandas son tanto económicas como administrativas y políticas, que no están incluidas en el ofrecimiento.

«Nuestra movilización se debe a la irresponsabilidad del Gobierno del estad para resolver la problemática educativa de Michoacán», respondió el SNTE.

La petición central externada por miembros de la CNTE a autoridades locales y federales es que se salden los adeudos de pagos y prestaciones a maestros que laboran en la entidad, así como una auditoría al Gobierno y la Secretaría de Educación estatales.


Los comentarios están cerrados.