POS’ POBRES…

Luego de que le tomaran sus oficinas, salió el secretario de Finanzas, Jorge Miranda, acompañado de la secretaria de Educación, Gema Mercado, a reclamarle a los profes de Telesecundarias que no tenían razón de estar exigiendo que les paguen más, que porque ellos ya ganan más que bien… ¡algunos hasta más que el preciso López Obrador!

Y pusieron de ejemplo quesque medio mundo en el estado sobrevive con 6 mil 500 pesos al mes, no como ellos. Y se le ocurrió poner como ejemplo ¡lo que ganan los reporteros, como unos 7 mil 500 mensuales! El profe más fregado se lleva 30 mil al mes, dijeron. Obvio, los profes reprocharon inmediatamente dos cosas: uno, que no es cierto que ganen tanto; y dos, ¡que no lo digan públicamente! Con la exhibidota… los ponen de pechito para que los extorsionen.

MÁS “PIEDRITAS”

Y a propósito de extorsiones (y secuestros, y levantones), día a día le siguen llenando el buche de piedritas al fiscal Francisco Murillo Ruiseco, con cada denuncia de personas desaparecidas que, lamentablemente, ya son muchas. Son demasiadas, coinciden en señalar diversas instancias y la sociedad misma que, sobre todo en redes sociales, se vuelca a difundir esas desapariciones.

Lo peor del caso, dice la gente, es que parece ser que una buena parte de las personas desaparecidas (levantadas, secuestradas, extorsionadas) son mujeres, tanto menores de edad como mayores, sin faltar también jóvenes y hombres. Aunque ya ha dado algunos resultados, dicen los chismosos, el fiscal Murillo tendrá que apretar el paso para detener esta ola de desapariciones que están lastimando a la sociedad.

SIGUEN NECIOS

Parece que no entendieron el mensaje, o definitivamente no quieren entenderlo, y por eso los líderes de la Central Independiente de Obreros Agrícolas y Campesinos (la CIOAC) convencieron a sus huestes de manifestarse y marchar para que, a forziori, el Gobierno de México los considere como “intermediarios” para que les lleguen apoyos a los agremiados a esta organización social.

Insisten en que les den dinero a ellos, mientras el preciso AMLO repite que niguas, que a las organizaciones sociales (intermediarios), nada, y que todo se lo darán a los que queden en los censos, de manera individual, y que ni se hagan esperanzas falsas en la cabeza. ¿Acaso buscan desestabilizar? Por lo pronto, tampoco contra ellos se aplicó la fuerza pública, aunque “atoraron” un buen rato la vialidad en el bulevar. Una más…

DOS RAYITAS MENOS

Ante la andanada de recriminaciones al ex góber Miguel Alonso Reyes y allegados, que se suscitó en la tribuna del Congreso del Estado este martes, dicen los chismosos legislativos que quien se vio re-chistoso fue el todavía-muy-priísta diputado José María Chema González Nava, pues en su intervención ahora como que le “bajó al volumen” de su previa defensa de Alonso.

Según quedó constancia, dijo desde la tribuna (como don AMLO) que hay que tener paciencia y esperar a que sigan su curso las investigaciones que tiene abiertas la Fiscalía General de Justicia en manos de Francisco Murillo, y no juzgar a priori, ni hacer defensas a ultranza. ¿A poco ya le entró miedillo de que lo vayan a embarrar en el lodazal? ¡Huy!


Los comentarios están cerrados.