ALEJANDRO CASTAÑEDA | NTRZACATECAS.COM
ALEJANDRO CASTAÑEDA | NTRZACATECAS.COM

Zacatecas.- Con más de 20 años dedicados a la ciencia, Virginia Flores Morales ha colaborado desde la docencia y la investigación a transformar un campo que antes estaba acaparado por hombres.

Hoy en día encabeza importantes estudios y es participe de la apertura de nuevos horizontes para las mujeres en la academia.

A propósito del Día Internacional de la Niña y la Mujer en la Ciencia, NTR entrevistó a la docente e investigadora de la Universidad Autónoma de Zacatecas (UAZ), quien desde hace 15 años ha participado activamente en el mundo de la química.

Flores Morales recordó que su inquietud por adentrarse a esta ciencia dio inicio con un regalo de sus padres: un juego de química Mi Alegría.

“Los reyes magos me trajeron ese juego y ver tantos tubos de colores que tenían sustancias y yo quería hacer curas para las enfermedades, tinta invisible y así decidí estudiar química”, explicó.

Recordó que desde pequeña tuvo dificultades para poder realizar su sueño pues, al ser originaria de un pequeño poblado de Veracruz, tuvo que emigrar a la capital de ese estado para cursar la secundaria.

“Cuando vives en un lugar pequeño y donde las niñas no tienen muchas expectativas es complicado, pero mis papás me dieron esa oportunidad”, resaltó.

Virginia tenía que viajar un largo trayecto todos los días para estudiar y logró culminar la secundaria, la preparatoria, la licenciatura y el cambio verdadero llegó con la maestría.

“El choque más fuerte fue cuando decido venirme a Zacatecas, fue adentrarme a un mundo de hombres, ingeniería química”, aseguró.

Una mujer joven con un doctorado en química en vez de ser una herramienta potencial se convirtió en una adversidad que pudo superar.

“Hace 15 años yo tenía entre 1 o 2 mujeres por grupo, actualmente tenemos una equidad de 50% hombres y 50% mujeres”, precisó.

El paradigma de que la ingeniería química era solo para hombres se rompió y afirmó que dejó de ser un territorio varonil.

Mencionó que la UAZ ha preparado excelentes ingenieras químicas que han destacado y continúan con su preparación no solo en México, sino también en el extranjero.

Actualmente, la doctora Virginia Flores Morales integra el grupo de investigación en química medicinal de la UAZ y encabeza estudios que se enfocan en una planta endémica de Zacatecas, la cebolleta, la cual intoxica al ganado en la región San Pedro Piedra Gorda.

“Hemos encontrado algunas alternativas de la parte farmacológica para entender porque está dañando al ganado y saber cómo los veterinarios pueden salvar a los animales”, explicó.

La doctora Flores Morales se ha convertido en referente para que las mujeres se interesen por el campo químico en la ciencia y se abran nuevas oportunidades, por lo que este domingo participará en el encuentro Conoce a Una Mujer que Inspira.

El evento, que busca acercar a destacadas investigadoras con niñas y jóvenes, se efectuará a las 15 horas, en el Centro Interactivo Zigzag, del Consejo Zacatecano de Ciencia, Tecnología e Innovación (Cozcyt).


Nuestros lectores comentan

  1. Graciela Elena Cárdenas Reyna

    Un orgullo haber sido su alumna, siempre nos alentó a competir con nosotros mismos y a descubrir que dentro de nosotros está la fuerza para seguir adelante, muy orgullosa de su labor, en hora buena

  2. La recuerdo con mucho cariño fue mi maestra en la Universidad , que gusto verla sin duda alguna ella es una mujer q inspira a seguir aprendiendo. Excelente persona y docente.