Veneno Puro
Veneno Puro

¡AH, BUENO!
Muy localista, dicen que se puso el alcalde capitalino Ulises Mejía Haro, con su anuncio sobre las nuevas ideas que tiene para revalorar e impulsar las tradicionales callejoneadas zacatecanas, pero dentro de un marco más específico de cuidado del patrimonio, cambiando un poco las rutas conocidas, y hasta poniendo baños portátiles para que la gente deje de orinar monumentos.
Pero lo más chistoso, dicen los mismos chismosos, es que se aventó a proponer como novedad el que, durante las callejoneadas, la gente pueda ir “consumiendo mezcal zacatecano y evitando el consumo de bebidas embriagantes de otro tipo”. ¿Cuándo habrá sido la última vez que callejoneó el alcalde? Se le agradece –tal vez– la promoción localista pero… no era para tanto, ¿o sí?

¿HIPOCRESÍAS?
Cuentan que se puso bravo, en la máxima tribuna del estado, el diputado perredista José Juan Mendoza Maldonado, y regañó a diestra y siniestra a sus compañeros legisladores, exhortándoles –o más bien, casi ordenándoles– que saquen de la congeladora, a la voz de “¡ya!”, las iniciativas tocantes al matrimonio igualitario en Zacatecas.
El mensaje se puso bastante denso, y hubo varios que hasta fruncieron el ceño, cuando Mendoza Maldonado les gritó que ya era hora de “sacar de la penumbra a quienes siempre han querido ocultar”, y que más allá de sus gustos y preferencias personales, dejaran atrás las hipocresías para legislar sobre estos derechos. ¿A quién –o quiénes– le habrá dicho hipócrita? Dicen los lenguas largas que hubo varios que nomás voltearon a verse entre ellos…

BENEMÉRITA BRONCA…
Después de poco menos de un año, finalmente los diputados locales le dieron trámite a una iniciativa con la que, gracias a la aprobación de ayer, ahora la Universidad Autónoma de Zacatecas recibe el título de “Benemérita”, y antepondrá este calificativo a su nombre. Ahora le diremos, con todo cariño, la BUAZ.
Lo más curioso, a decir de varios universitarios siempre críticos, es que el título se pretendió para que sus estudiantes y maestros se sintieran muy “reconocidos”, y se “pusieran la camiseta”, y la defendieran a toda costa. Pero con la de broncas que tiene internamente, y que la Auditoría Superior de la Federación la acaba de señalar otra vez como corrupta… ¡ya es una camiseta muy sucia que hay que lavar! ¿Cuándo…?

POR SU CULPA
Cuando no le llueve, le llovizna en su milpa al secretario General de Gobierno, Jehú Eduí Salas Dávila, y ahora le tocó una granizada de aquellas, de parte del alcalde de Fresnillo, Saúl Monreal Ávila, quien lo acusó de que, en lugar de hacer política interior para buscar la unidad de los municipios, ¡los anda dividiendo y poniéndolos unos contra otros! Sobre todo, ahora que se dio el asunto del “Fondo Minero”.
A decir de los más viperinos, cercanos a la tenebra política zacatecana, el fresnillense vio la inmejorable oportunidad de promoverse usando de “costal de arena” al secretario Salas, por ponerse de pechito con sus hechos y declaraciones, y la aprovechó. De seguro, dicen, cada vez que el secretario la riegue, aquél aprovechará también las oportunidades. ¡Qué ayudas!


Nuestros lectores comentan

  1. JOSÉ ESCOBEDO DOMÍNGUEZ

    NI LA ESCUELA NORMAL MANUEL AVILA CAMACHO, NI LA UAZ, CON SUS NOMBRES DE «BENEMERITA», PODRÁN TENER LA CALIDAD ACADÉMICA, MORAL E INSTITUCIONAL QUE ESTAS CASAS DE ESTUDIO TUVIERON HACE SÓLO ALGUNAS DÉCADAS EN LAS QUE LA HONESTIDAD Y DIGNIDAD ERAN LOS VALORES QUE PREDOMINABAN. POR ESO EL HONOR SERÁ SIEMPRE PARA EL MAESTRO FRANCISCO BERUMEN EN LA NORMAL Y EL LIC. JOSÉ ABRHAM TORRES EN EL ICAZ. ELLOS NUNCA BUSCARON APODOS. SÓLO CONSTRUYERON EL DESARROLLO EDUCATIVO Y LA IMAGEN DE SUS INSTITUCIONES EDUCATIVAS CON DIGNIDAD Y ALTURA.