FRANZELY REYNA | NTRZACATECAS.COM
FRANZELY REYNA | NTRZACATECAS.COM

Zacatecas.- Por primera vez, Francisco Murillo Ruiseco se presentó en el Congreso para rendir cuentas como fiscal autónomo.

“No duden que encontraremos en cada caso la verdad jurídica y la haremos pública”, advirtió el titular de la Fiscalía General de Justicia del Estado (FGJE) al recordar que, en su toma de protesta, su compromiso fue “cumplir y hacer cumplir la ley”.

Un grueso contingente de camionetas rodeó el recinto legislativo desde una hora antes de la cita. El operativo de seguridad era evidente. De los vehículos bajaron decenas de empleados de la FGJE y del gobierno del estado; titulares de organismos autónomos; actores políticos y dirigentes de partidos; autoridades de seguridad y mandos de las Fuerzas Armadas.

Entre los primeros en llegar estuvieron los fiscales especializados: de Trata de Personas, Lorena Oropeza Muñoz; Anticorrupción, Salvador Villa Almaraz; de Derechos Humanos, Martha Vázquez González; de Delitos contra las Mujeres, Fátima Encina Arroyo, y de Desaparición Forzada y Búsqueda de Personas, Rodrigo Rosas Collazo.

Les siguió el titular del Poder Ejecutivo del estado, Alejandro Tello Cristerna, quien tras saludar a unos cuantos ciudadanos que buscaban cruzar palabra con él, siguió por el vestíbulo del Congreso y entró directamente a la Secretaría General de la LXIII (63) Legislatura.

Después arribó Francisco Murillo, en punto de las 11 horas; los diputados Luis Esparza Olivares, del Partido Revolucionario Institucional (PRI), y Omar Carrera Pérez, de Movimiento Regeneración Nacional (Morena), lo escoltaron.

Se les unieron el gobernador y el presidente del Tribunal Superior de Justicia del Estado de Zacatecas (TSJEZ), Armando Ávalos Arellano, para ingresar a la sala de plenos y hasta la tribuna de la soberanía popular, donde los recibió Susana Rodríguez Márquez, del Partido Verde Ecologista de México (PVEM), presidente de la Mesa Directiva de la Legislatura.

Murillo Ruiseco inició su mensaje recordando a Jesús Reyes Heroles: “seremos inflexibles en la defensa de las ideas, pero respetuosos en las formas, pues en política, frecuentemente, la forma es fondo”.

Argumentó que México vive un cambio de época “con todas las consecuencias positivas y negativas propias de una transformación de esa magnitud”.

Consideró que dos condiciones resaltan actualmente: el Internet y su impacto en las formas de vida, además de que “la religión predominante en el país pasa por tiempos difíciles”.

“Estos dos fenómenos sociales serían suficientes para explicar la violencia y la crisis de valores imperante en una parte de nuestra población y en algunas estructuras gubernamentales”, aseguró y a esto agregó: “los efectos potenciados por la aparición del narcotráfico a gran escala y la proliferación de consumidores, desde los Estados Unidos hasta nuestro territorio”.

Ante este panorama, reconoció los alcances de su labor: “el control de los factores que afectan a la sociedad zacatecana rebasan y por mucho los alcances territoriales, económicos y tecnológicos de una institución como la fiscalía como la que presido”; sin embargo, aseguró que hay determinación, “llena de voluntad y servicio”.

“Para ser feliz, hay que trabajar con ahínco”, dijo recordando a Epicuro. “La búsqueda ciega de dinero, fama y placer, no conseguirá más que hacernos desdichados”, citó el fiscal y advirtió de “la traicionera senda que lleva a la felicidad”.

 

Asegura avances

Murillo Ruiseco enfatizó la importancia de la autonomía de la FGJE para la defensa de las víctimas. Resaltó la judicialización de 3 mil 209 carpetas de investigación; en comparación con 2013 a 2018, mencionó que el aumento fue de más de 400 por ciento.

En homicidios, el fiscal resaltó que se obtuvieron 41 sentencias, implicando a 52 personas por la comisión del delito, con sentencias que van de 13 a cien años de prisión y 20 millones de pesos en reparación del daño a las víctimas.

Murillo Ruiseco desglosó el trabajo de las fiscalías especializadas e inició con la de Derechos Humanos y Tortura, en la que se encuentran 45 quejas por parte de la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Zacatecas (CDHEZ), de las que 31 quejas ya están concluidas, 28 se finalizaron sin recomendación alguna y tres sí tuvieron recomendación.

Aprovechó la oportunidad y agradeció a los legisladores, ya que con el recurso de las extintas herramientas legislativas que se le dio a la fiscalía, ésta tiene una nueva psicóloga para atención a víctimas.

En Desaparición Forzada y Búsqueda de Personas, el titular de la FGJEZ expuso que sólo para el delito de desaparición el registro es de 59 personas de los que cinco se localizaron con vida, 13 sin vida y continúan desaparecidas 41 personas.

En cuanto a las personas no localizadas el total fue de 207 personas, 117 fueron localizadas con vida y una de ellas sin vida, además que continúan sin localizar a 89 personas.

El fiscal general de Zacatecas informó que en 2018 se localizaron 32 fosas comunes en donde se encontraron 56 cuerpos completos, de los que 26 ya fueron reconocidos y entregados. El resto se mantiene como no identificados.

Las fosas comunes se encontraron en Guadalupe, Villanueva, Pinos, Villa de Cos, Valparaíso, Miguel Auza, Río Grande, Fresnillo, Nochistlán de Mejía, Vetagrande y Mezquital del Oro.

En el 2019 se localizaron dos fosas, una en Guadalupe y otra en Río Grande, con dos cuerpos, ambos de hombres, quienes fueron reconocidos y entregados.

Sobre la Fiscalía Especializada en Combate a la Corrupción, Murillo Ruiseco dio a conocer que en el periodo que comprende la fiscalía recibió 264 carpetas de investigación, de las que 123 se iniciaron con imputado desconocido.

Del trabajo realizado en la fiscalía especializada se obtuvieron cuatro órdenes de aprehensión, de las que dos fueron cumplimentadas. Se obtuvieron dos vinculaciones a proceso por peculado.

De las 264 carpetas de investigación en contra de servidores públicos y en funciones, perteneces 96 al ámbito municipal, 25 a servidores públicos estatales, seis al Poder Judicial, una al Instituto Electoral del Estado de Zacatecas (IEEZ), tres a la CDHEZ, una al Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado de Zacatecas (Issstezac) y 19 a servidores públicos de la fiscalía.

“Un juicio condenatorio lo puede hacer el pueblo, pero un servidor público sólo puede hacer lo que le está expresamente permitido por la ley”, expresó Murillo Ruiseco.

De forma enérgica y con el fin de finalizar su primer informe de labores, reconoció que existen casos emblemáticos para la sociedad y para actores políticos, “pero para nosotros deben ser uno o unos casos entre los muchos, nada más, pero también nada menos”.

“Hay un caso relevante en que la sociedad ya emitió un juicio y es condenatorio; eso lo puede hacer el pueblo porque a los ciudadanos les está permitido, pero a un servidor público sólo puede hacer lo que está permitido por ley, por eso en todos los casos actuaremos en motivación del estado de derecho”, aseveró.

 

Fraccionados

Como parte del primer informe de actividades del fiscal general de justicia, los integrantes de las fracciones parlamentarias de los partidos Acción Nacional (PAN), del Trabajo (PT), Nueva Alianza (Panal), de la Revolución Democrática (PRD), Encuentro Social (PES), Movimiento Ciudadano (MC), PRI, PVEM y Morena, dieron sus posicionamientos respecto al informe de actividades.

El tema de corrupción estuvo con Juan Mendoza Maldonado, del PRD, quien recalcó que “la corrupción abusiva, obscena, de los excesos a la función pública que se dieron en el gobierno de Miguel Alonso Reyes” siguen impunes.

“Han dicho que las denuncias están mal elaboradas, que son deficientes, que no hay evidencias. El Centro Cultural Toma de Zacatecas, un cascarón de concreto al que se le adjudicaron 800 millones de pesos, es la mayor prueba”, puntualizó.

“Vamos al fondo, gobernador Alejandro Tello Cristerna, usted dijo que no sería tapadera de nadie, en el Poder Legislativo lo respaldamos. Vamos a darle resultados a Zacatecas”, expresó Mendoza Maldonado.

La diputada Gabriela Pinedo Morales, del PT, lamentó que después de todo lo que se pidió, para darle herramientas a la fiscalía y que se brindó, “no han servido”. “Los resultados hasta el momento no son suficientes”.

“Para el PT, la procuración de justicia no debe ser negociable, sino irrenunciable. Es momento de redoblar esfuerzos, pero también ser humildes”, recalcó la diputada en su intervención.

El diputado Raúl Ulloa Guzmán, del PES, dijo que la inseguridad no es cuestión de percepción, pues hoy, al menos en Zacatecas, “todos tenemos experiencias propias”.

Recalcó el hecho de que hay 2 mil 815 órdenes de aprehensión sin cumplimentar, lo que quiere decir que hay 2 mil 815 delincuentes sin ser detenidos.

En su participación, la diputada Navidad Rayas Ochoa, de Morena, expresó que se percibe una debilidad en el estado ante el incremento de secuestros, ejecuciones, extorsiones y desapariciones forzadas.

Señaló que en Zacatecas se ha llegado “al final de un callejón sin salida”: “hay que sanar las heridas y dejar a un lado la soberbia”.

Durante 50 minutos, sin ovaciones, pese al numeroso grupo de acompañantes, Murillo Ruiseco expuso su mensaje. Al finalizar, el discurso fue correspondido por el público con un breve aplauso.


Los comentarios están cerrados.