REFORMA | NTRZACATECAS.COM
REFORMA | NTRZACATECAS.COM

TAPACHULA, Chiapas- Empresarios de la frontera sur acusaron afectaciones económicas por la inseguridad que ha generado el aumento de maras que ingresaron a México con las oleadas migratorias desde octubre pasado.

Las pérdidas han sido de hasta 250 millones de pesos por día, de acuerdo con sus últimos reportes.

De acuerdo con fuentes de seguridad policiacas y militares, los integrantes de la Mara Salvatrucha 13 y Barrio 18 ya se disputan, incluso, el control del narcomenudeo, robos y extorsiones en la frontera.

«Nuevamente estamos invadidos de maras, estas pandillas están en territorio nacional y nos están provocando graves problemas», dijo José Toriello Elorza, presidente de la Coparmex en la Costa de Chiapas.

Martha Beatriz Villaseñor, presidenta de los hoteleros del sur de Chiapas, dijo que entre noviembre y diciembre la ocupación hotelera apenas alcanzó el 55 por ciento y en febrero se desplomó a 38 por ciento.

«No es sólo percepción, sí estamos viviendo una época de gran inseguridad. Creo que febrero ha sido el peor mes que Tapachula ha tenido en varios años», dijo Villaseñor sobre la situación.

Tan sólo en la tercera semana de febrero se registraron en esta, que es la ciudad más importante de la frontera sur, seis asesinatos violentos vinculados con maras, las pandillas creadas en Estados Unidos por centroamericanos, las cuales luego extendieron sus redes a sus países de origen.

El Alcalde Óscar Gurría Penagos reconoció que la oleada migratoria ha generado un alza en la violencia.

«No puedo decir en qué medida, porque hay que ser honestos, de la gente que viene no todos son malos o delincuentes», expresó.


Los comentarios están cerrados.