ÓSCAR NOVELLA
ÓSCAR NOVELLA

La LXIV legislatura y la 4T

Este fin de semana, el Gobierno Federal cumplió sus primeros cien días en funciones, lo que intensificó el debate entre quienes aprueban las acciones del presidente Andrés Manuel López Obrador, y quienes las descalifican. Por un lado, están las redes sociales, bastión del presidente, donde se difunden masivamente las últimas encuestas que, en promedio, indican que López Obrador cuenta con más del 70 por ciento de la aprobación de los mexicanos. Sin embargo, existen opiniones que aseguran que la política del presidente muestra signos de autoritarismo y de sumisión de los otros poderes. Es importante recordar que el primero de julio del año pasado, el pueblo de México votó masivamente, no sólo por AMLO, sino que también le otorgó la mayoría a MORENA en ambas cámaras. Es lógico que diputados y senadores de MORENA, y aliados, coincidan con la agenda del presidente, sin que esto signifique sumisión en absoluto. De hecho, la LXIV legislatura tiene características muy interesantes que vale la pena rescatar.

En principio es necesario mencionar que esta es la primera legislatura en la historia donde prácticamente el 50 por ciento son mujeres y  el 50 por ciento hombres. Existe una amplia diversidad de posiciones y visiones gracias a la gran cantidad de legisladores que no forman parte de las castas políticas tradicionales. Hay una cantidad, más que significativa, de representantes indígenas, maestros, empresarios, líderes sindicales, jóvenes, deportistas e integrantes de la comunidad LGBT, etc.

Gracias al establecimiento del Parlamento Abierto se han dado las condiciones para que se escuchen y se tomen en cuenta una gran diversidad de voces: la sociedad civil, organizaciones sociales y sindicales, activistas, académicos, intelectuales, a través de Audiencias Públicas, Foros, Talleres, Conversatorios de tal manera que la producción legislativa cuente con una visión más diversa y profunda de la realidad.

En este contexto, se han estudiado, cabildeado y votado las siguientes Reformas Constitucionales:

Ley Federal de Remuneraciones de los Servidores Públicos:

Tiene el objetivo de establecer como tope salarial, para los altos funcionarios, el sueldo del Presidente de la Republica (sueldo que es un 40 por ciento menos que el del ejecutivo anterior), a fin de acabar con el derroche y lograr ahorros en la nómina burocrática.

Ley Orgánica de la Administración Pública Federal:

Es nuevo organigrama interinstitucional que tiene por objeto optimizar la política pública federal.

Ley del Instituto Nacional de Pueblos Indígenas:

Con ella se crea el Instituto Nacional de Pueblos Indígenas y Afrodescendientes para salvaguardar y reivindicar los derechos, necesidades, tradiciones e intereses de estas comunidades.

Ley del Servicio de Administración Tributaria:

Entre otras disposiciones, se establece como requisito para ser nombrado como titular del SAT, contar con Título Profesional con Antigüedad al menos de diez años, en áreas de derecho, administración, economía, contaduría, y materias afines.

Ley Orgánica de la Fiscalía Federal de la República:

Con la que se transita de la Procuraduría General de la República a la Fiscalía Federal de la República con la que se crean cuatro fiscalías especializadas: Derechos Humanos, Delitos Electorales, Combate a la Corrupción y Asuntos Internos.

Presupuesto de Egresos de la Federación para el Ejercicio Fiscal 2019:

Se trata de un presupuesto libre de moches que sirva como un instrumento para llevar a cabo la agenda pública nacional.

Ley para la creación de la Guardia Nacional:

Se trata de una Guardia con disciplina militar, por lo tanto, con obediencia al ejecutivo, pero formados con perspectiva de género, así como un conocimiento profundo y compromiso irreductible con los  Derechos de Humanos.

Finalmente, está en proceso de aprobación la ley de disminución del 50  por ciento de Presupuesto a Partidos en periodo ordinario.

Es necesario reconocer que hay mucho camino por recorrer, pero la Cuarta Transformación está en curso. Es un trayecto imparable, formado por pueblo, por lo mejor de nosotros para el servicio de todos.


Nuestros lectores comentan