Alberto Aguilar
Alberto Aguilar

AUNQUE EN LA IP prevalecen dudas con respecto a la estrategia económica del gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador, es muy clara, sin embargo, la voluntad que se tiene para empujar una mayor inclusión financiera.

La iniciativa de regular comisiones a la banca ha motivado un intenso diálogo de las autoridades con la ABM de Marcos Martínez para atemperar algunos cargos y en unos días se echará a andar el Código Digital (CODI,) plataforma de pagos desde el celular que disminuirá el efectivo y abonará a una mayor penetración bancaria.

American Express (AMEX) es una de las compañías que están optimistas con respecto a ese esfuerzo. Se cree que la propia dispersión de los programas sociales abonará en la misma dirección.

Con un uso del efectivo del 90 por ciento y un alcance crediticio de sólo 36 por ciento, hay una basta oportunidad para firmas como AMEX, añejo actor en el mercado que está aquí desde 1852.

Para la estadounidense que comanda Stephen Squeri, que opera en 169 países y factura 6 mil 900 mdd, México es su tercer mercado internacional junto con GB y Japón.

Y es que en el segmento A y B, sus tarjetas altamente aspiracionales, tienen una penetración del 70 por ciento y no se diga para corporativos en viajes con el 90 por ciento.

Desde hace casi un año, AMEX México es comandada por el argentino Santiago Fernández Vidal de 46 años. Llegó aquí en 2012 y por dos décadas ha desarrollado una carrera en esa firma.

Lo del CODI lo toma en un camino conocido, ya que su avance reciente lo ha cimentado en las nuevas generaciones. De hecho 60 por ciento de sus últimos clientes son millennials.

No ha dejado de empujar en materia tecnológica, lo que le permite que 60 por ciento de sus clientes, y hasta el 90 por ciento de los jóvenes interactúen a través de su aplicación.

Junto con ello no ha abandonado la opción telefónica y su promoción cara a cara en comercios y aeropuertos, lo que le reporta crecimientos anuales del 100 por ciento.

Si bien para acceder a AMEX se requiere comprobar una remuneración mensual de 20 mil pesos, la firma ha aprovechado bien su programa de lealtad Payback para llegar a 9.5 millones de usuarios de todo tipo. Esta compañía que surgió en Alemania y que compró en 2012 ya se vincula aquí a muchos establecimientos.

También en los últimos dos años ha adherido más de 150 mil pequeños comercios vía su solución OptBlue que simplifica la administración de las tarjetas con aliados como Afirme de Julio César Villarreal, Famsa de Humberto Garza, Inbursa a cargo de Javier Foncerrada, EVO Payments y Elavon.

Con 5 mil empleados y oficinas de soporte en 22 ciudades del país, AMEX es el principal emisor de tarjetas medido por facturación. Y es que el gasto promedio de su cliente es ocho veces más que el sistema.

A futuro no piensa bajar la guardia en su interlocución digital con 20 funcionalidades nuevas en el tintero. Vienen además otras soluciones de cuentas por pagar para corporativos y el relanzamiento para octubre de otra de sus marcas icónicas, luego de la que se instrumento para Platinum el año pasado.

Así que más allá de las interrogantes, AMEX con 114 millones de tarjetas en el mundo, va por más en un mercado de tarjetas prácticamente virgen.

RECIÉN LE ADELANTABA de las acciones legales interpuestas por Chihuahua y Zacatecas para evitar la reorientación del Fondo Minero, este que se recolecta de las utilidades de las mineras, para construir infraestructura en los pueblos ligados a esa actividad. En cuatro años se han repartido 16 mil mdp y ahora lo que busca el equipo del actual gobierno es utilizarlo para las “tandas mineras”, o sea préstamos a la palabra. En CAMIMEX, que preside Fernando Alanís, hay molestia y no se diga en los municipios beneficiarios. Como quiera el tema se encuentra en una especie de paréntesis. Y es que en CONAGO, que preside Alejandro Moreno, se pactó un acuerdo para solicitar a Andrés Manuel López Obrador reconsiderar el desvío. Aún no se ha dicho la última palabra.

AYER OTRA MALA señal para los mercados. Primero la noticia en torno a que se pospondría la construcción de la refinería Dos Bocas que costará al menos 8 mil mdd, para reorientar esos fondos a la producción de crudo, lo que generó optimismo. Fue el subsecretario de SHCP, Arturo Herrera quien lo declaró al Financial Times. Minutos más tarde el propio AMLO negó esa posibilidad y dijo que el inicio de esa obra se anunciará el 18 de marzo. Dadas las carencias presupuestales de PEMEX, que lleva Octavio Romero, es claro que la idea de esa refinería no es lo más racional. El asunto impactó al peso.

LA SEMANA PASADA se entregaron los premios a lo más destacado del 2018 por la Asociación Mexicana de Franquicias (AMF), que preside Jacobo Buzali. Entre los ganadores figuró El Fogoncito como la franquicia relevante en el extranjero. La taquería que comanda Carlos Roberts tiene ya 31 sucursales, de las cuales 22 son en franquicia. Está en Costa Rica, Nicaragua, Honduras y Brasil, su más reciente apertura en el barrio Villa Madalena en Sao Paulo. También evalúa Bolivia.

MÁS ALLÁ DEL alza en la confianza del consumidor, esto no se ha reflejado en la inversión y el consumo. Ayer ANTAD de Vicente Yáñez dio a conocer el dato de las ventas a tiendas iguales de febrero. Apenas 3.3 vs 4.8 por ciento del mismo mes del 2018. Además, el acumulado bimestral trae una caída del 26 por ciento vs el año pasado, fruto de una economía que se mueve muy lento.


Los comentarios están cerrados.