MÉXICO.- A falta de escaleras… llegaron los cargadores.

Desde el martes, el Sistema de Transporte Colectivo (STC) frenó las escaleras eléctricas en 10 estaciones de la Línea 7.

Para ayudar a adultos mayores, personas con capacidades diferentes o embarazadas a subir las escaleras de concreto, el organismo desplegó a 50 trabajadores que fungen como cargadores.

Sin embargo, estos sólo operan seis de las 18 horas en las que brinda servicio el Metro.

“Nos toca de todo, cargar sillas de ruedas, carreolas, bolsas, es parte de las tareas encomendadas ahorita”, compartió Emilio Sanabria, elemento de la brigada.

Su labor no es sencilla, la suspensión en el servicio ha causado molestias en los usuarios, quienes descargan su enojo en los trabajadores.

“Son chingaderas (…) estamos hasta la madre de esto”, les lanzó una mujer, quien al verlos con chalecos del Metro los encaró.

Karen, una joven usuaria reprochó la falta de servicio.

“En palabras mexicanas, esto es una mentada de madre, tienen más de un mes sin funcionar la escalera.

“Yo estoy embarazada, pero hay gente con discapacidad que realmente no pueden subir, hay que cargarlos, muchos utilizan silla de ruedas”, dijo.

El Metro informó que el programa de inspección de 90 escaleras electromecánicas que inició el 4 de marzo ya reporta un avance del 81 por ciento, lo que equivalente a 73 equipos. Del total de los equipos supervisados, 26 ya están operando en óptimas condiciones.

Los 64 restantes se encuentran en proceso de mantenimiento e instalación de las refacciones adecuadas.


Deja un comentario