MARA MUÑOZ
MARA MUÑOZ

Una sociedad que mira los efectos y no las causas, hace muestra de una miopía que no le permite reflexionar sobre la raíz de los problemas que la aquejan, en este caso sobre la violencia machista

Hace un año nació la Colectiva 8M, este 2019 salimos por segunda ocasión a tomar las calles en señal de protesta porque la violencia contra mujeres y niñas se ha desbordado ante la indiferencia del Estado y sus autoridades. Aquí algunos fragmentos del comunicado que emitió la Colectiva a propósito de los comentarios que suscitó nuestro grito “NI UNA MENOS”, el cual dimos al unísono cientos de mujeres el pasado 8 de marzo:

En el marco del 8 de marzo de 2019, día internacional de las mujeres, ocurrieron hechos externos a la Colectiva 8M. Esto ha propiciado ataques y calumnias intentando distorsionar  el sentido de nuestra protesta y tratando de desvirtuar nuestras demandas de garantía y respeto a los derechos humanos de mujeres y niñas. Una sociedad que mira los efectos y no las causas, hace muestra de una miopía que no le permite reflexionar sobre la raíz de los problemas que la aquejan, en este caso sobre la violencia machista.

México es el primer lugar en feminicidio en América Latina, Zacatecas el quinto lugar a nivel nacional. El estado se encuentra en alerta de violencia de género y la sociedad no ha recibido un informe puntual de las acciones que se han implementado para prevenir la violencia contra las mujeres y niñas, en especial la violencia feminicida. Varias de nuestras organizaciones representan y asesoran a víctimas de las violencias machistas, por lo que conocemos el gran clima de impunidad que priva en el Zacatecas, acompañado de una fuerte violencia institucional.

Las niñas siguen siendo violadas, las mujeres acosadas en la calle y golpeadas en sus casas, el crimen organizado que goza de impunidad, sigue cobrando la vida de decenas de mujeres y nada de esto parece importar más que un par de pintas en las paredes. El escarnio público se manifiesta porque nuestras compañeras mostraron sus pechos durante la marcha, lo cual deja claro que el cuerpo de las mujeres sólo se acepta desnudo cuando es para consumo masculino en la pornografía o en la publicidad.

Nuestra Colectiva feminista 8M en Zacatecas piensa y abraza a las Mujeres que nacieron empoderadas, con derechos que otras hermanas feministas lograron en el pasado, a Mujeres que tienen poder económico y pudieron ir a la Universidad, a aquellas que tienen autonomía porque la han conquistado gracias a que otras feministas perdieron la vida para que ellas tuvieran derecho a la propiedad privada, a ir a la universidad, a correr un maratón, a ser médicas, escritoras, abogadas, juezas, ministras, etc. Todos estos derechos son producto de la lucha feminista, en ellas y sus logros nos reconocemos como movimiento histórico y aplaudimos que  gocen de los derechos conquistados.

Además, nuestra Colectiva promueve una agenda feminista generosa, incluye temas como el aborto legal,  la defensa de los derechos humanos de niñas, niños y mujeres, derecho a la libertad y a la seguridad humana que son obligación del Estado; el derecho a un medio ambiente sano libre del abuso de la industria extractivista, la protección a campesinos y campesinas que se despoja de sus tierras por intereses económicos privados, el derecho a una vida libre de violencia, llevando temas como la violencia obstétrica, la violencia doméstica, laboral, y el acoso callejero.

En nuestra Colectiva hay una participación abierta, los temas se discuten en asamblea, se consensan o se votan según sea el caso, practicamos una organización horizontal, sororal y de respeto a la diversidad de pensamiento. Estamos aprendiendo a organizarnos, a caminar y a aceptarnos con la diversidad que tenemos. Aunque nacimos en enero del 2018 cuando organizábamos nuestra participación en la huelga mundial feminista 8M, hemos avanzado y fortalecido el grupo, cada día existen más mujeres identificadas con nuestras causas y cada día también surgen nuevas causas qué abrazar. Nuestra mentalidad abierta, empática y sororal, nos permite escuchar y ser sensibles a problemas diversos  que enfrentan las mujeres en nuestra comunidad.

Amamos la diversidad y la abrazamos, defendemos nuestros derechos juntas, porque hemos recordado nuestra naturaleza empática y amorosa,  nos fortalecemos porque en nuestras memorias está la unidad social contra la opresión del poderoso. Caminamos abrazando la causa de la otra porque creemos en ella y en su dolor, impotencia y desesperación. Nos basta una mirada para brindar un abrazo, no es necesario una investigación tortuosa, sabemos cuando una mujer ha sido abusada porque lo reconocemos, muchas de nosotras lo hemos vivido personalmente.

LA COLECTIVA 8M SE RECONOCE EN LAS MUJERES MÁS EMPODERADAS, PERO DE MANERA SENTIDA TOMAMOS COMO BANDERA DE LUCHA LAS CAUSAS COMUNES DE LAS MUJERES OPRIMIDAS, LAS SIN DERECHO, LAS SIN OPCIONES, LAS ABUSADAS, LAS VIOLADAS, LAS ASESINADAS, LAS SIN JUSTICIA, LAS SIN NOMBRE, LAS OLVIDADAS.

 


Los comentarios están cerrados.