ALBERTO MORONES/NTRZACATECAS.COM
ALBERTO MORONES/NTRZACATECAS.COM

Al menos 60 primarias del programa federal Escuelas de Tiempo Completo (ETC) suspendieron el servicio de alimentación porque carecen de la asignación de recursos para 2019, lo que también mantiene en incertidumbre los pagos de 6 mil 600 maestros desde que inició el año.

Antonio Reyes Carlos, coordinador estatal de ETC, aceptó que hay quejas de los docentes ante el pago tardío de cinco quincenas, correspondientes de enero a marzo, así como de padres de familia, por la limitación de los alimentos para sus hijos.

Expuso que el retraso se debe a que recién en este mes se publicaron las reglas de operación del programa en el Diario Oficial de la Federación, lo que esperaba la Secretaría de Educación de Zacatecas (Seduzac) para continuar los procesos.

Ahora sigue el análisis del convenio marco, documento que debe firmar el gobernador Alejandro Tello Cristerna y autoridades estatales, para acordar periodos y montos que autorizarán al estado.

En Zacatecas, forman parte de este esquema 915 escuelas, de las que 354 son acreedoras al servicio de comedores, donde se brindan alimentos a más de 5 mil niños, de lunes a viernes.

Primarias como la Francisco García Salinas, ubicada en el primer cuadro de la capital, tienen dos semanas que interrumpieron el reparto de comidas a los alumnos, pues el poco recurso que tenían de 2018 se agotó a finales de febrero.

La directora Graciela Varela Belmontes advirtió que la suspensión del servicio preocupa, pues sólo en esta escuela más de 330 estudiantes reciben comida y hay quienes no tienen posibilidad de llevar refrigerio. “Tenemos niños sin esa condición, incluso algunos asisten por eso [el alimento]”, enfatizó.

Asimismo, detalló que a los alumnos beneficiados con este servicio se les cobra cada día 5 pesos, que se usan para pagar a las trabajadoras que elaboran las comidas.

Ante las carencias, una de las propuestas de ésta y otras primarias afectadas fue incrementar la aportación, para cubrir los costos de productos perecederos.

Sin embargo, en el caso de la escuela Francisco García Salinas, que solicitó 10 pesos más, hubo padres que se negaron, con el argumento de que “las condiciones económicas para muchos son precarias”.

“Tan sólo con el aumento, de pagar 25 pesos semanales serían casi 80, eso sin contar que algunos padres tienen dos o tres hijos en la escuela, lo que implica una mayor dificultad para hacer este gasto”, explicó la directora.

Agregó que, en estas dos semanas, detectaron que hay niños que llegan y se van de la escuela sin comer, lo que afecta su productividad, retención de conocimientos e interés por asistir, además de complicaciones que esto podría causar en la salud de los menores.

Aunque Graciela Varela enfatizó que maestros, nutriólogos y trabajadores de la escuela no fallan en sus responsabilidades, la falta de pago los mantiene inquietos, por lo que urge que se dé celeridad a los procesos, para que no demoren más las ministraciones federales.

En 2018, a la entidad se le entregó un presupuesto de 456 millones de pesos para ejecutar el programa, pero se desconoce si conservará esta bolsa o tendrá disminución, ante los recortes que se observaron en otros esquemas e instituciones con el gobierno de Andrés Manuel López Obrador, presidente de la República.

En ese sentido, la coordinación estatal reconoció que los docentes expresaron temor por el riesgo de que las ETC desaparecieran como tales; en respuesta, de oficinas centrales se emitió una circular mediante la que aseguró que se mantendrían.


Los comentarios están cerrados.