REFORMA | NTRZACATECAS.COM
REFORMA | NTRZACATECAS.COM

MÉXICO.- Luego de que el Presidente de Estados Unidos, Donald Trump, amenazó con cerrar su frontera sur la próxima semana si el Gobierno federal no detiene el flujo de migrantes, el Canciller Marcelo Ebrard le respondió que México no actúa con amenazas.

«México no actúa con base en amenazas. Somos un gran vecino. Díganlo si no el millón y medio de estadounidenses que eligieron a nuestro país como hogar, la más grande comunidad de ese origen fuera de EU. Para ellos también somos el mejor vecino que pudieron tener», escribió en su cuenta de Twitter.

Horas antes, Trump insistió en una serie de tuits que Estados Unidos actuará si México no frena la llegada de migrantes a la frontera.

«Si México no detiene inmediatamente toda la migración ilegal que entra en EU a través de nuestra frontera sur, estaré cerrando la frontera o grandes secciones de frontera la próxima semana», apuntó.

El jueves, Ebrard aseguró que México actuará con responsabilidad y dignidad en el tema migratorio, y que siempre exigirá respeto.

«Buscaremos entendimiento sí, pero siempre exigiremos respeto como nosotros respetamos a los demás», escribió en su cuenta de Twitter.

También el jueves, el Presidente Trump amenazó con cerrar el tráfico comercial en la «maldita» frontera con México si el Gobierno de Andrés Manuel López Obrador no frena la llegada de dos caravanas de migrantes que transitan por nuestro país.

«Otras dos caravanas se están desbordando, y México podría pararlas muy fácil. ¿Y saben qué? Si no lo hacen, les va a costar muchísimo dinero. Honestamente.

«Ellos lo podrían hacer muy fácil, muy fácil, y si no lo hacen, y se los estoy diciendo en este momento. ¡Cerraremos la maldita frontera!», dijo durante un mitin en Michigan.

Desde octubre pasado, México registra un incremento en el número de centroamericanos que transitan por el país en busca de llegar a la frontera norte con el objetivo de solicitar asilo político en Estados Unidos.

La Secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, anunció el pasado miércoles un plan para contener la migración en el Istmo de Tehuantepec, ante lo que calificó como desbordamiento de la frontera sur por el flujo de migrantes.

Por su parte, el Comisionado del Instituto Nacional de Migración (INM), Tonatiuh Guillén, sostuvo que Estados Unidos tiene una política bipolar en la materia. Explicó que por un lado tiene un sistema de asilo y de refugio desarrollado y de apertura, pero por otro propicia la expulsión de migrantes e incluso la separación de familias.


Los comentarios están cerrados.