ALBERTO MORONES | NTRZACATECAS.COM
ALBERTO MORONES | NTRZACATECAS.COM

Desde temprana hora, cientos de feligreses asistieron a la misa de Domingo de Ramos, celebración religiosa que da fin a la cuaresma e inicio a la Semana Santa.

En la entrada de los templos se instalaron varios comerciantes para vender ramos hechos con laurel, manzanilla y hoja de palma de cera, en diversos tamaños, formas y estilos.

Los ramos simbolizan la entrada triunfal de Jesús a Jerusalén y la renovación de la fe, así como la bendición, protección y ayuda de Dios.

En la actualidad, los católicos adquieren sus ramos para participar en la Procesión de las Palmas, rito que escenifica el momento en que Jesús fue aclamado por la multitud días antes de su muerte y resurrección.

Durante la celebración en que participan familias enteras, los sacerdotes bendicen los ramos para que éstos puedan ser colocados ante cuadros, figuras religiosas o en cualquier espacio de la casa, pues, de acuerdo con la tradición, son un símbolo de protección.

El color litúrgico del Domingo de Ramos es el rojo, pues representa la Pasión de Cristo.

 

 

 


Los comentarios están cerrados.