REFORMA | NTRZACATECAS.COM
REFORMA | NTRZACATECAS.COM

MÉXICO.- El Gobierno de México desestimó ayer la acusación del Presidente de Estados Unidos contra elementos de la Defensa.

El Canciller Marcelo Ebrard señaló que en los últimos cuatro años, militares de México y EU han invadido la frontera común sin que ello amerite una intervención de alto nivel.

Lo anterior después de difundirse que el 13 de abril soldados mexicanos patrullaban en territorio estadounidense, por lo que el Presidente Donald Trump los acusó de apuntar con armas a sus elementos para distraerlos y proteger a traficantes de drogas.

Ebrard aseguró que los militares de México no cometieron ninguna falta y no lo hicieron intencionalmente, por lo que ese mismo día autoridades de ambos Gobiernos se comunicaron y coincidieron en que era un incidente «sin mayor trascendencia», que no ameritaban una nota diplomática y que estaba resuelto.

«Se han dado unos 18 incidentes en los últimos cuatro años, y hay un procedimiento y protocolo porque hay, sobre todo donde está el río, zonas donde puede haber confusión, entonces tenemos un protocolo armado para evitar que haya dificultades», dijo.

Cuando se detecta que soldados estadounidenses pisan territorio mexicano y viceversa, explicó, inmediatamente se envía una nota diplomática, y si el hecho es considerado como grave se convoca a una reunión de alto nivel.

«En este caso no fue así, sino que los elementos nuestros estaban en el borde más bien del lado de ellos, entonces no pasó a mayores, y no se generó ninguna nota, ni de México ni de ellos, se aclaró en el acto», señaló.

De acuerdo con el funcionario, en la actual administración es el primer incidente, y ninguno de los 17 anteriores ha derivado en un enfrentamiento entre los militares.
Respecto de la acusación de Trump, el Canciller indicó que no debatirá con el mandatario.

«Eso ya es otra cosa. No tenemos una política de tuits», dijo.

Ven confusión
La Secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, señaló que el incidente entre soldados mexicanos y estadounidenses se debió a una confusión.

«Creo que pensaban que estaban en territorio mexicano, los soldados mexicanos, y ya estaban, creo que ya estaban en terreno norteamericano, ahí hubo una confusión en la línea divisoria hasta donde tengo entendido.

«Lo que yo estuve viendo ahorita en los videos, porque no tengo más información, es que la línea divisoria a veces entre nuestro país y Estados Unidos, así como entre nuestro país y Guatemala, es a veces muy imperceptible», dijo en en entrevista.

Al término de un evento en la antigua sede del Senado, se cuestionó a la funcionaria sobre la acusación del Presidente Trump.

«A ver, creo que le corresponde al señor Secretario de Relaciones Exteriores hacer un pronunciamiento en relación al tema», respondió.


Los comentarios están cerrados.