MUY PERDIDOS

Andan diciendo las malas lenguas que, oootra vez, en las oficinas del primer círculo del gobierno nadie da pie con bola… Todos se quejan por la anunciada suspensión de pagos de la minera Peñasquito, siguen en los dimes y diretes, y en medio de todo sigue el senador moreno José Narro Céspedes, a quienes unos acusan de extorsionador, y sin embargo es el mediador del conflicto.

Total, que ya medio mundo ve al gobierno estatal como una especie de “ente inútil”, que nomás se la pasa como Poncio Pilatos, lavándose las manos en el conflicto y echándole la pelotita (la “papa caliente”) al Gobierno de México. Y como máximo exponente de esa abulia y desinterés, señalan ni más ni menos que a Jehú Salas, secretario General de Gobierno. ¡Ufff!

LOS ALEGRES

Muchos se quedaron con el ojo cuadrado cuando escucharon el tono exultante y animoso de la súperdelegada del gobierno federal, Vero Díaz Robles, al declarar que todos ellos (los del gobierno, se supone) han estado “muy alegres” porque ven cómo la gente se pone bien contenta, cada vez que les reparte dinero por cualquiera de los programas de apoyo social.

¿Y qué de novedoso tendrá eso? Es obvio –dicen los chismosos del rancho– que la gente se ponga feliz si le regalan dinero, ni modo que le vayan a decir que no lo quieren o que se lo vayan a rechazar… lo malo, dicen esos mismos chismosos, es que de esa forma nomás están realizando algo que los mismos morenazos han criticado por años, respecto de los gobiernos anteriores, sobre todo los priístas. ¿Acaso serán de los mismos?

¿SOLOS? ELLOS…

Con eso de que a cada rato le señalan al góber Tello de que “está solo”, y que no le ayudan ni sus colaboradores más cercanos, cuentan los viperinos del gobierno estatal que el propio mandatario habría puesto como respuesta que él no está solo en la chamba… y que por eso mandó a todos sus colaboradores a dar audiencias públicas. ¡Hasta el de Comunicación Social da audiencias, dicen!

Lo más curioso, señalan los de lengua viperina, es que el resultado es ¡que el góber Tello se hizo a un lado, para dejar solitos a sus secretarios y directores! Así que, según explican, él mejor se fue a disfrutar de su soledad a otro lado, mientras pone a los funcionarios a “trabajar”, aunque tal medida no garantice ni que los funcionarios trabajen, ni que en realidad le vayan a ayudar al gobernador. No hay manera…

 

CUENTAS ALEGRES

Por fin le tocó el turno de dar su “informe 2.5” al secretario de Seguridad Pública, Ismael Camberos Hernández, y cuentan quienes lo vieron que se dedicó nomás a leer cifras, hacer conteos que ya le habían pasado, presumir mínimos avances en seguridad y, sobre todo, a echarle porras al gobierno estatal y a su jefe, el góber Tello.

Y es que a decir de sus más acérrimos críticos, si algo le ha salido bien a Camberos, es precisamente endulzarle el oído a su jefe, para que éste desestime el montón de acusaciones y señalamientos que muchos de sus oficiales a cargo tienen, y que hasta han exhibido por ejemplo en narcomantas. Pero claro, nadie se pelea con la chuleta, ¿verdad?

 


Los comentarios están cerrados.