Mostraron los sindicatos su mucho enojo, pero también su poca unidad.


Los comentarios están cerrados.