Alberto Chiu
Alberto Chiu

Según los estudios más recientes del Inegi, Zacatecas se ubica como uno de los estados donde hay menos cantidad de usuarios de internet y otras herramientas tecnológicas, apenas arribita de entidades como “Chiapas quien ocupa el último lugar, Oaxaca, Puebla, Veracruz, Tabasco y Guerrero”. Digamos que no es ningún honor.

El internet, detectó este estudio, es más ampliamente utilizado en las zonas urbanas que en las rurales (lo cual resulta natural, digamos), y un buen número de usuarios lo aprovechan utilizando principalmente dispositivos móviles, principalmente teléfonos celulares inteligentes (los llamados smartphones).

Destaca el estudio, a su vez, que primordialmente se utiliza como medio de entretenimiento, y en una menor medida para los estudios o investigación.

¿Y qué tendría de malo o de bueno el tener una buena o mala calificación en cuanto a la utilización del internet y otras herramientas tecnológicas? Pues simplemente que el estudio nos deja ver qué tan fregados andamos en cuanto a avances tecnológicos; nos muestra que en realidad no le estamos “sacando jugo” a la disponibilidad de estas herramientas para la productividad y el desarrollo; y nos habla de qué tan “aislados” estamos del concierto mundial sobre la tecnología.

La gran mayoría de las personas que utilizan, por ejemplo, los teléfonos inteligentes para comunicarse por internet, pasan su tiempo (y gastan sus megas) en conversaciones por WhatsApp o Messenger (de Facebook), compartiendo archivos de audio, canciones, fotografías, videos, o memes de cualquier cosa. Pero no precisamente las aprovecha para desarrollarse personalmente o su negocio o sus estudios.

Otros más, aprovechan su conexión al mundo virtual para ver películas completas, o videos musicales, pero son pocos quienes lo toman como medio para ampliar sus conocimientos, investigaciones, o publicar ensayos, por ejemplo.

Y me parece que no se trata de que no “sepamos” cómo aprovechar la herramienta para la mejora continua, pues incluso ya hay profesores que, desde el aula, conducen a sus alumnos para que aprovechen el ciberespacio para hacer tareas o proyectos. No, creo más bien que se trata de un asunto de educación y crecimiento personal que no se enseña en la escuela.

Es como el caso de las enormes bibliotecas de muchas universidades que, lamentablemente, no son aprovechadas por los alumnos no porque no sepan cómo acudir a ellas o sacar un libro en préstamo, sino simplemente porque no les interesa, o porque prefieren hacer otra cosa que ir a la biblioteca.

Ojalá pronto nos demos cuenta, quienes tenemos acceso al internet, de que es una herramienta de crecimiento y desarrollo, económico y social, y no sólo un medio de entretenimiento. De otra manera, simplemente nos estaremos haciendo esclavos de otra “mini-caja idiota”.


Los comentarios están cerrados.