FELIPE ANDRADE HARO
FELIPE ANDRADE HARO

ALTO AL ECOCIDIO EN ZACATECAS

Zacatecas sigue siendo un espacio donde, las empresas mineras, siguen haciendo de las suyas con la complacencia de las autoridades. Ante la falta de capacidad del gobierno del estado para impulsar el respeto ecológico a nuestro entorno, ante el vacío político que se siente en la entidad, las empresas dedicadas a la minería se burlan de los zacatecanos, arrojando chingadera y media a los arroyos y al espacio público, en general, sin que a la fecha se hayan tomado las medidas correctivas y punitivas necesarias, para frenar el envenenamiento de nuestro espacio.

Empresa que llega, bajo el argumento de que va a generar empleos y un chingo de riqueza para los zacatecanos, además de llevarse la lana y lo que pueda, deja su regadero de desperdicios sin el menor rubor, mientras tanto, las autoridades les aplauden y se hincan para darles las gracias por ser tan buena onda. Ahí tenemos el caso de la Empresa Modelo que invierte solamente el 0.03 por ciento, de sus multimillonarias ganancias en dólares, para remediación ecológica, aunque ya le hayan puesto en la madre a la ídem tierra con sus desechos, y se hayan chupado toda el agua de la región.

De la trasnacional minera Newmont-Goldscorp, ni hablar, pues ha contaminado Mazapil hasta decir basta y todavía se pone al brinco cuando se les obliga legalmente a invertir un billete en cubrir sus cochinadas (jales). ¿Qué no hay nadie que tenga los tamaños suficientes para ponerse al brinco y obligarlos a dejar de ser tan trochos y avorazados? Porque una cosa es la inversión productiva y otra muy diferente el respeto a la naturaleza. Si en sus países de origen hacen cualquier tontería y dañan el medio ambiente, en caliente les llegan las multotas y las suspensiones de actividades, hasta que arreglen sus fregaderas.

Ahora circula, en las redes sociales, un video en donde se observa la contaminación de los arroyos en Sombrerete por parte de la Empresa Grupo México, que explota la mina de San Martín. Esta empresa ya se encargó de echarse los ríos Bacanuchi y Sonora, en esta entidad, por el derrame de ¡40 millones de litros de sustancias tóxicas! generadas por la explotación y operación de la mina Buenavista del Cobre en Cananea. Por esta situación, distintas organizaciones sociales interpusieron una demanda en contra de la empresa para que repare –si es que se puede– las porquerías que está haciendo, cosa que parece les sigue valiendo un pepino.

¿Por qué son tan temerosos nuestros gobiernos (en sus distintos niveles), para ponerse al brinco en contra de estas empresas de rapiña? ¿Qué hacen las instituciones encargadas de la protección ambiental? ¿Y las de derechos humanos? Simplemente ¡NADA! Funcionarios de tercera dedicados a cobrar puntualmente su jugosa quincena (más lo que caiga) y nada más. Es lamentable que en pleno siglo 21, nuestro país y nuestro estado sigan siendo vistos como tierras de conquista y saqueo; colonias para enriquecer a las grandes trasnacionales, gigantes corporativos a los que la explotación brutal de la mano de obra y la naturaleza les vale madre.

Sí, echen su burocrático rollo y digan que la globalización, que las empresas, que la chingada, pero déjenme decir que el capitalismo rapaz sólo deja miseria y desolación, no busca bienestar para los trabajadores ni para el medio ambiente. Escuchamos a los personeros de las empresas, llenarse la bocota de discursos mamones santificando su proceder, como si nos vinieran a hacer un favor: nel señores, lo mínimo que podemos exigirles, por llevarse toneladas de riquezas, es trato justo a los trabajadores y cultura ambiental. ¿Es mucho pedir?

Hoy más que nunca es necesario que las autoridades de todos los niveles se pongan las pilas y se fajen los pantalones ante estos rapaces señores, ya estuvo suave de llenar de excremento nuestra tierra, con sus desperdicios y sus discursos. Hoy es tiempo de darle a Zacatecas un poco de lo que se han llevado, sin grandes sacrificios. Hoy es tiempo de hacer. Si no quieren, bórrenle. Ya vendrán empresas con vocación ambiental. La riqueza es de los zacatecanos.

¡ALTO A LA CONTAMINACIÓN DE NUESTRA TIERRA!

 


Deja un comentario