REFORMA | NTRZACATECAS.COM
REFORMA | NTRZACATECAS.COM

CIUDAD DE MÉXICO .- En su afán de rescatar a Pemex, la Administración de Andrés Manuel López Obrador pone en riesgo las finanzas públicas y la calificación crediticia del País.

En lo que va del año, el Gobierno ha destinado a la petrolera 105 mil millones de pesos para que pueda cumplir con sus metas de producción.

El apoyo comprende 25 mil millones de pesos de capitalización, 35 mil millones como reconocimiento al cambio en el sistema de pensiones y la reducción de la carga fiscal anual por 15 mil millones de dólares.

Además, Pemex dispondrá de otros 30 mil millones de pesos gracias a que pagará menos Derechos de Utilidad Compartida al Gobierno, según anunció el martes la SHCP.

Un análisis del área de investigación de renta variable de J.P. Morgan difundido ayer señala que hoy existe más de 50 por ciento de probabilidad de que se reduzca la calificación de la deuda soberana de México.

Esto, debido al complicado escenario fiscal generado por el apoyo a Pemex, la construcción de la refinería en Tabasco y la falta de fuentes alternativas de ingresos.

Ante una menor aportación de Pemex a los ingresos del Gobierno crece el riesgo de menor crecimiento económico y eso pone en riesgo la calificación del País, explicó Sergio Luna, director de estudios económicos de Citibanamex.

«Si la trayectoria de ingreso público es más moderada, las fuentes de ingresos serán menores y en el mediano plazo se puede tener un impacto en la capacidad de dar sustentabilidad a las finanzas públicas», agregó.

«Aunque sea positivo para Pemex en el corto plazo, representa un riesgo para las finanzas públicas de México y por lo tanto para la calificación crediticia de la deuda soberana», coincidió Gabriela Siller, directora de Análisis Económico y Financiero de Banco Base.

Además, la disminución de impuestos a Pemex no garantizan una mayor producción y generación de riqueza en el futuro, advirtió.

Según la calificadora Fitch, Pemex necesita entre 12 mil millones y 17 mil millones de dólares, alrededor de 234 mil millones de pesos, para cumplir con la meta de incrementar su producción y detener la caída en sus reservas.

En junio, Hacienda decidirá cómo tomar recursos del Fondo de Estabilización de los Ingresos Presupuestarios, que hoy tienen 290 mil millones de pesos, para apoyar a la petrolera.

En su afán de rescatar a Pemex, la Administración de Andrés Manuel López Obrador pone en riesgo las finanzas públicas y la calificación crediticia del País.

Jorge Cano
Agencia Reforma


Nuestros lectores comentan

  1. Considero que apostarle tanto dinero producto de recortes, despidos y eliminación de apoyos sociales para apoyar a pemex refinación es un error, la empresa ha demostrado que por ineficiencia producto de tener tanto personal que no hace nada, por tener las refinerías en quiebra, por el bajo porcentaje de ganancias, por perdidas por la distribución, por pasivos impagables de pensiones privilegiadas, atención medica privada en fin por que ya en la actualidad y ante el cercano futuro de las energias limpias ya no es rentable la empresa en su proceso de refinación.
    Mejor debería apostarle a la extracción de petroleo en combinación con empresas privadas, ahi esta el negocio hoy. Sin embargo por ese afán nacionalista y populachero del PG esta metiendo dinero bueno al malo. Les recomiendo puedan leer el articulo del IMCO de Jorge Andres Castañeda es verdaderamente revelador que la construcción de la refineria de dos bocas es 98% inviable.