SILVIA ALVARADO | NTRZACATECAS.COM
SILVIA ALVARADO | NTRZACATECAS.COM

SOMBRERETE.- Productores de durazno y manzana exigieron a la Secretaría del Campo (Secampo), que haga públicos los resultados hechos a los cultivos que pudieran estar contaminados de desechos tóxicos de la Mina San Martin.

De ser positivas las pruebas, los más de 500 productores tendrán pérdidas totales sin posibilidad de recuperar las ganancias, producto y prestigio.

Pedro Fraire Velázquez, presidente de la Sociedad Duraznera, comentó que desde hace dos meses, autoridades de la Secampo acudieron a tomar muestras de los árboles frutales de Carretas, Belén y San Martín, por ser los lugares donde cae directamente el polvo de jales.

“Las industrias, de detectar tóxicos en el producto, no tendríamos más cabida y el municipio sería el primer señalado […] es grave, si nos pega sería irreversible”.

Calificó a la dependencia estatal como “una casa para ellos como productores […] ya han acudido, pero hasta la fecha no han venido a dar la cara”.

A pesar de que son aplicados los seguros catastróficos, sólo 30 por ciento de la cosecha está respaldada, y el 70 por ciento, no.

Actualmente, de 10 cajas que un árbol produce, logra venderse en 400 pesos.

Tan sólo en la comunidad minera, se tienen contabilizadas cuatro mil hectáreas de durazno y 200 más de manzana.

Fraire Velázquez añadió que buscaran resolver de la mejor manera la problemática: “no estamos en contra de la mina, pero que sean socialmente responsables de la ecología”.

 


Deja un comentario