Alberto Aguilar
Alberto Aguilar

ESTAMOS CERCA DE concluir la primera mitad del año y hasta ahora el desempeño de nuestra economía ha resultado complicado.

Ciertamente en el primer año de un cambio de gobierno es usual que la inversión se detenga. Sin embargo, en este sexenio, además de los factores externos, con una economía estadounidense a la baja, el clima de confianza interna no ha ayudado.

De ahí la caída de la inversión, un consumo poco entusiasta y rubros como la industria con números a la baja por seis meses consecutivos.

En consecuencia, las expectativas de los analistas para el crecimiento del PIB en 2016 ya se encuentran en alrededor del 1 por ciento.

En el sector privado hay preocupación. También en el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador, aunque no se reconozca públicamente, máxime la baja a la calificación soberana y de PEMEX por Fitch, que dirige Carlos Fiorillo.

En ese contexto el CCE, que preside Carlos Salazar Lomelín, va a suscribir hoy con el gobierno federal un “Acuerdo para Promover la Inversión y el Desarrollo Incluyente” como ya le adelantaba.

El documento que la IP ha elaborado deberá ser signado por el propio jefe del Ejecutivo. Al menos esa es la intención que se ha platicado con Alfonso Romo, jefe de la oficina de la Presidencia.

Hay acciones concretas a adoptar a la brevedad para que ayuden a mejorar el ciclo económico. De lo contrario el PIB no va a crecer al 4 por ciento, meta gubernamental, ni tampoco al 2 por ciento que es el promedio de los últimos años.

Ayer por la tarde durante la comisión ejecutiva del CCE se dieron los últimos toques a la propuesta para su revisión por la noche por Romo y su equipo.

Una fuente ligada a ese trabajo rechazó como buena la queja que hay entre algunos miembros del organismo cúpula, en torno a la ausencia de un borrador.

Vaya la posible firma del pacto con el gobierno comenzó a trabajarse desde hace dos semanas por la propia comisión ejecutiva, órgano que ha nutrido el contenido y las variantes de “cada tema línea por línea”.

Así que lo que se suscriba tendrá el consenso de los integrantes del CCE, esto es el CMN de Antonio del Valle Perochena, CONCAMIN de Francisco Cervantes, CONCANACO de José Manuel López Campos, ABM de Luis Niño de Rivera, AMIS de Manuel Escobedo, COPARMEX de Gustavo de Hoyosy el CNA de Bosco de la Vega.

Este acuerdo se ha trabajado por Salazar y su equipo desde hace tres meses, prácticamente desde que el regiomontano asumió el CCE.

Se considera que será el fruto de colaborar muy de cerca con un gobierno que tiene su propio estilo de operar.

El otro camino que se podría haber elegido es la confrontación, pero se cree que con dicha política no se avanzaría.

Ya hay compromisos de inversión con cierto grado de avance. Por ejemplo, en materia de movilidad la introducción de trenes ligeros en diversas ciudades para aprovechar las vías del tren hoy ociosas.

El propio AMLO aprobó un programa piloto para Monterrey y la idea sería seguir a otras urbes, incluida la CDMX con Claudia Sheinbaum.

Por lo pronto hoy el acuerdo en pro de la inversión.

AUNQUE EN EU la ratificación del T-MEC en su caso el USMCA, es aún una incógnita por el forcejeo preelectoral entre Donald Trump y los demócratas con Nancy Pelosi, aquí los trabajos para conseguir el aval del Senado van viento en popa. El dictamen correspondiente ya se aprobó ayer en comisiones como “suficientemente discutido”, y será mañana cuando se apruebe ya en un extraordinario. Esto sucedería por la tarde tras la comparecencia programada del canciller Marcelo Ebrard.

Y RESULTA QUE el holandés Anko van der Werff está por reincorporarse al ámbito de la aviación. Va a reemplazar a Hernán Rincón en el timón de Avianca Holdings. La llegada del ex vicepresidente comercial de Aeroméxico y quien apenas renunció a esa posición, se da en el contexto de los reacomodos en Avianca y la salida de Germán Efromovich. Queda por ver quien lo releva en Aeroméxico. La aerolínea a cargo de Andrés Conesa requiere un refuerzo con probada experiencia, sobre todo en el contexto de la guerra de tarifas en esa industria. Al interior de la aerolínea, donde por cierto no cayó nada bien la renuncia de van der Werff, se hace ver que en su momento la mejor dupla fue la de Sergio Allard como titular comercial y Abraham Zamora en relaciones institucionales. Cabría la posibilidad de repetir esta fórmula, que según esto es una opción.

CUENTO DE NUNCA acabar, la estadounidense Bunge Milling Inc, que preside Gregory Heckman, acaba de iniciar acciones legales contra Minsa, que preside Altagracia Gómez Sierra, porque al final hubo diferencias en el precio final de la adquisición de Minsa Corporation, filial de la mexicana con dos plantas en EU. Esta operación se pactó en enero del 2018 y se llegó a hablar de 75 mdd. Antes la manejadora de materias primas tampoco logró ponerse de acuerdo para tomar el control de Minsa, segundo fabricante de harina de maíz de nixtamal y que en su momento compró el tapatío Raymundo Gómez Flores.

Genomma Lab Internacional, que preside Rodrigo Herrera y que lleva Jorge Brake, está por realizar la primera edición de su “Día con Propósito”, jornada coordinada en 18 de los 19 países donde la firma mexicana opera. Son básicamente acciones de voluntariado con las comunidades y grupos vulnerables. La iniciativa la coordina Alejandro Bastón, vicepresidente de relaciones institucionales.

 


Los comentarios están cerrados.