Alberto Aguilar
Alberto Aguilar

SI DE ALIMENTOS se trata un producto que muestra un excelente desempeño es el de la carne de puerco, que creció en el primer trimestre 7 por ciento, resultado de una mayor preferencia del consumidor por dicha proteína.

De hecho, ya se colocó como segunda opción, tras el pollo y por encima de la carne de res con un per cápita que en dos años pasó de 16.4 a 18 kilogramos.

Además, con la visión que tiene el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador en materia de soberanía alimentaria, hay el compromiso de reducir en el sexenio las importaciones de 40 por ciento del consumo que hoy significan, al 20 por ciento.

El rubro porcícola ha sido una de las víctimas del TLCAN. Antes de 1994 la carne de cerdo que se adquiría fuera era sólo un 5 por ciento del consumo. Con el T-MEC que se negoció con Ildefonso Guajardo no habrá cambios.

Hoy las importaciones significan mil 400 mdd y 84.6 por ciento provienen de EU y 14.7 por ciento de Canadá.

Sirva recordar que durante años el país de Donald Trump impuso a México restricciones sanitarias a casi todo el territorio con excepción de unos cuantos estados del norte. En 2018 terminó el veto que se extendía a otras latitudes, aunque aún se exporta poco. Apenas 150 mil toneladas y Japón con 90 por ciento es el principal destino.

Sin embargo, hoy el principal desafío de ese negocio en el mundo es la Peste Porcina Africana (PPA), mal para el que no hay vacuna y que mata 100 por ciento del cerdo que contamina.

Vaya, cualquier producto fabricado con un animal enfermo mantiene el virus latente 300 días, y éste se puede transmitir vía el calzado o la ropa.

El PPA volvió a aparecer en abril. Trae en jaque a 11 países de Europa y cuatro de Asia, entre ellos China, principal productor y consumidor de carne de puerco del orbe con 54 millones de toneladas.

Cada vez será más notorio el hueco y requerirá importar más de los 11 millones de toneladas que hoy realiza, pues con un hato de 440 millones de cabezas, se calcula que 20 por ciento está infectado.

De ahí la alerta, que no alarma, que exige a las autoridades la Confederación de Porcicultores Mexicanos (CPM), que preside el veracruzano José Luis Caram, para evitar que el contagio en México.

Nuestra industria porcina y según datos del propio CPM, que dirige Alejandro Ramírez, tiene un valor de 3 mil 800 mdd. Son 32 mil unidades productivas con 2.5 millones de empleos y que consumen 5 millones de toneladas de granos forrajeros.

EU y Canadá ya tomaron medidas sanitarias muy estrictas. Washington sumó 2 mil 900 inspectores y canceló la influyente expo que se realiza cada año en Iowa.

Aquí la CPM ya comunicó de los riesgos que hay por la epidemia –que no es nociva para el ser humano– al titular de SADER, Víctor Villalobos.

El gran desafío es que con los recortes que también alcanzaron a SENASICA, que lleva Francisco Javier Trujillo, México pueda pertrecharse.

En la industria hay evidencias de que no es así. Faltan más medidas de bioseguridad en las 46 aduanas del país incluidos los 20 puntos fronterizos.

Tan sólo los desperdicios de los barcos que llegan a México tendrían que sellarse en recipientes y destruirse, lo que hoy no sucede.

Así que los riesgos para el rubro porcícola con esta enfermedad devastadora son enormes. En los 60’s Italia, España y Portugal tardaron 30 años en superarla y quizá esto también se repita con China. Ojalá se tome nota.

CONFORME LE PLATIQUÉ ayer el Senado ratificó el T-MEC. Fueron 114 votos a favor, cuatro en contra y tres abstenciones. Si bien el tema es nodal para el país dada la importancia del comercio con EU y Canadá y dar certidumbre, aún hay interrogantes para EU y Canadá. Hoy se reunirán en Washington Donald Trump Justin Trudeau y debe haber indicios. Trump tiene que convencer a los demócratas, pero las elecciones ya iniciaron y Nancy Pelosi podría tener otros planes. También Trudeau busca reelegirse con algunos desafíos. En ese sentido se corre el riesgo de que México se haya adelantado demasiado. Armando Ortega, presidente de la Cámara de Comercio de Canadá (CANCHAM), estima que quizá habría resultado mejor esperar un poco. Veremos si los tiempos fueron los indicados.

CON RESPECTO A la subasta de medicinas para el IMSS de Zoe Robledoa cargo de la SHCP de Carlos Urzúa, hay el riesgo de amparos por el veto a las tres grandes distribuidoras y la violación a tratados comerciales. Esto debería abrir oportunidades a las Pymes de ese ámbito, pero le platico que también entre ellas hay zozobra por la falta de claridad. Quizá acabar con “el monopolio” de golpe, tenga altos costos en logística, sin que los precios bajen.

MATRIX, LA TAIWANESA fabricante de equipos para fitness, que dirige José Guillermo Maciel, inaugurará hoy una sucursal de ventas en Campos Elíseos en Polanco. Significará una inversión de 14 mdp y es parte de sus planes de expansión en un segmento del negocio que implica un valor anual de mercado de 100 mdd. Vienen más pisos de exhibición de aquí al 2021 con una erogación de 3.5 mdd. En 2022 se proyecta instalar una planta en México. Ésta es una subsidiaria de Johnson Health, segunda firma global en fabricación de equipos para gimnasios.

LA FIRMA DE vivienda Vinte de Sergio Leal tiene nuevo socio. Se trata de Proparco, subsidiaria de la Agencia Francesa para el Desarrollo (AFD). Su incorporación se dio tras un aumento de capital en el que participaron los accionistas de esa firma que ha construido 38 mil viviendas en 15 años.


Nuestros lectores comentan