KAREN CALDERÓN | NTRZACATECAS.COM
KAREN CALDERÓN | NTRZACATECAS.COM

Zacatecas.- El 25 de junio se conmemora el Día Mundial del Vitiligo, una enfermedad que, aunque afecta a 2 por ciento de la población, genera discriminación y acoso contra quienes la padecen por las manchas que presentan en el cuerpo.

El vitiligo es un trastorno adquirido caracterizado por la despigmentación de la piel, causada por la pérdida del funcionamiento de los melanocitos, células responsables de dar color a la piel mediante la producción de melanina.

Sin embargo, pese a ser un padecimiento dermatológico relativamente común, tratable, no infeccioso ni contagioso, es poco comprendido y provoca angustia en quienes lo sufren.

De acuerdo con datos del Instituto Mexicano de Seguro Social (IMSS), durante 2018 se detectaron 74 casos y, al cierre de mayo de 2019, hay un registro de 19, con un total de 93 pacientes atendidos por vitiligo en el estado.

La edad de aparición de la enfermedad es variable, pero por lo general comienza en la infancia y primera adultez; se estima que 50 por ciento de quienes la padecen la adquirieron a los 20 años y la incidencia disminuye conforme aumenta la edad.

En México, este trastorno se encuentra entre el tercero y quinto lugar entre todas las dermatosis; predomina en la mujer y es raro que sea congénito, que se presente en el lactantes o en mayores de 50 años.

Pese a que se sospecha que se trata de una enfermedad autoinmune, condicionada por algún tipo de alteración genética, además de que se consideran otros componentes hereditarios, las causas del vitiligo no se han determinado y se desconoce qué lo provoca, por lo que es impredecible.

Este padecimiento no provoca síntomas físicos, aunque las manchas, que son permanentes, son sensibles al sol.

En general, uno de los problemas que más afecta a los pacientes es la angustia psicológica, sobre todo si la despigmentación es en cara, cuello, manos o genitales y porque se nota más en pieles oscuras, lo que suele confundirse con la gravedad del mal.

La enfermedad se clasifica en: localizada, cuando aparece únicamente en las manos o la cara; segmentaria, cuando la mancha es una línea gruesa que sigue; generalizada, con varias despigmentaciones en distintas zonas corporales; dispersa, cuando los parches están alejados entre sí; y universal, es decir, que se extiende en casi toda la superficie del cuerpo.

En cuanto a los tratamientos, hay tópicos, con esteroides y orales, quirúrgicos, despigmentantes y la fotoquimioterapia, que es uno de los que tienen mayores resultados.

Asimismo, se recomienda tener especial cuidado a la exposición a los rayos solares, ante riesgos más altos de cáncer de piel.

Por último, especialistas enfatizan la importancia del apoyo psicológico a los pacientes con vitiligo para tranquilizarlos, ayudarles a entender la enfermedad y superar las agresiones o discriminación que pudieran padecer.


Los comentarios están cerrados.