Enrique Laviada
Enrique Laviada

Sostengo desde hace muchos años que hay reivindicaciones de las minorías que podrían representar grandes avances para las mayorías, pero que regularmente son pospuestas, precisamente por la falta de entendimiento acerca de su importancia.

Ahí tiene usted, estimado lector, como ejemplo actual la lucha que algunos grupos realizan por legalizar el matrimonio de personas del mismo sexo, una decisión que compete a los diputados, quienes en distintos tiempos y subsecuentes legislaturas han logrado evadir su responsabilidad para dictaminar, en cualquier sentido al respecto.

Pero, ¿cuáles son las razones? Van las principales:

Pragmatismo político. Vale la pena recordar que durante el sexenio de Amalia García, la primera mujer de izquierda que llegó a una gubernatura, cuya trayectoria en la defensa de los derechos humanos era indudable, tanto como su filiación a los distintos movimientos feministas y por la reivindicación de las minorías, pero que para desgracia de muchos y de ella misma, resultó en un completo fiasco, y banderas social democráticas como el matrimonio igualitario fueran vilmente archivadas, gracias a la pragmática consigna de que no eran una prioridad para su administración.

Conservadurismo social. Salta a la vista, además de las comprobaciones estadísticas hechas respecto al tema, que la mayoría de la población en muchos lugares del país considera al matrimonio entre personas del mismo sexo como algo antinatura por el hecho de contravenir las “buenas costumbres” y la normatividad patriarcal y heterosexual heredada, como una cultura dominante una generación tras otra.

Dogmatismo religioso. Sin duda el más peligroso, en la medida en que ciertas concepciones morales propias de la religiosidad pretenden imponerse sobre los derechos civilistas, es decir, aquellos que como norma jurídica atienden sólo a los derechos civiles de las personas, sin distingo alguno, diferenciados claramente de los ordenamientos que provienen de la fe o la pertenencia a una iglesia, siendo esto último especialmente delicado, pues algunos grupos cristianos con distintas denominaciones pretenden poseer una verdad absoluta e imponer dogmas inapelables que, frecuentemente, son esgrimidos con excesos verbales e incluso violencia.

Intolerancia tendenciosa. Es la que se expresa con formulaciones que achacan al matrimonio igualitario toda clase de males, los peligros del libertinaje y hasta la pederastia, sin sustento alguno, simplemente como mentiras que de repetirse hasta el cansancio pudiesen convertirse en verdades de un imaginario colectivo creado para el efecto, todo en contraposición a lo que ahora se denomina el “efecto emancipador de la pluralidad” (Ética posmoderna, Zygmunt Bauman), en provecho de una intolerancia francamente tendenciosa.

Beneficio electoral. Es perfectamente constatable que algunas demandas minoritarias, como es el caso del matrimonio igualitario, no suelen ser redituables en el terreno electoral, al menos en las sociedades que no han alcanzado los mejores niveles civilizatorios, como es el caso de la nuestra, a diferencia de lo que sucede en amplias regiones de norte américa y, en especial en Europa, por lo cual es explicable su conveniente posposición.

Supina ignorancia. La legalización de los matrimonios igualitarios sólo obliga a los contrayentes y no al resto de la sociedad, no atentan en modo alguno contra la especie, no son una amenaza a la familia, sino una forma distinta de integrarla, no están destinados al divorcio por designio catastrófico, no buscan desestabilizar a las instituciones sociales, jamás han pretendido imponerse sobre los matrimonios heterosexuales, no atentan contra la religiosidad de los contrayentes ni de los invitados a la boda ni de todos los demás, al contrario, simplemente expresan formas amorosas diferentes, diversas, tan humanas como cualquier otra, a menos que triunfe la ignorancia.

……………………………….

Acertijo

Cada persona es capaz de hacer una elección moral, a despecho de los pretendidos guardianes del bien común.


Los comentarios están cerrados.