Enrique Laviada
Enrique Laviada

Sin mucho misterio, ni buenos augurios, ni mucho menos un gran interés de parte del público, se han presentado, por fin, a los representantes de los tres distinguidos militantes, dos mujeres y un hombre, quienes se disputarán la presidencia de lo que queda del PRI nacional.

Se anuncia que coordinarán las campañas (¿?) en nuestro estado las siguientes celebridades, presentadas al lector en estricto orden de aparición y juro que sin sesgo alguno que pudiera mal interpretarse, en un momento de tanta emoción para la militancia tricolor y, por qué no, para el resto de la sociedad.

En suma, por si alguien andaba con el pendiente, los nominados para la farsa de elección interna que está por venir son:

Angélica Náñez, en representación de Lorena Piñón, (no la conozco) pero estoy seguro que hará un muy buen papel como personaje de reparto (relleno), de manera que sea creíble y confiable el ambiente de competencia que se requiere en cualquier tipo de elección, por más amañada que ésta sea, y en honor a los usos y costumbres tricolores, las reglas no escritas, las tradiciones institucionales y tal vez, en cierta forma, los documentos básicos y la legalidad interna correspondiente.

Muchas felicidades.

………………………………

Laura Herrera, en representación de Ivonne Ortega, la yucateca ex gobernadora de su estado, senadora, diputada federal y local, presidenta municipal, a quién el público debe la hazaña de haber sacado al PAN del gobierno y restablecer (por un tiempo) el predominio tricolor en su querida tierra peninsular y ahora pretende refundar al PRI en medio de lo que reconoce abiertamente como “un momento de crisis” en su partido (algo hay de eso) y recientemente denuncia que su principal contendiente está apadrinado por Peña Nieto…y también por López Obrador, “traigo su respaldo” dice ella que le dijo él, sin el más mínimo pudor y con la perversa intensión de convertir al PRI (o lo que queda del tricolor) en un satélite de Morena (malditas ironías de la vida), y simplemente no está dispuesta a permitirlo, y por eso en Zacatecas ha hecho una alianza de acero con el grupo de José Bonilla (por aquello de la renovación), y hasta donde tope.

Buena suerte.

…………………………………..

Enrique Flores, en representación de Alejandro Moreno (alias Alito), hasta hace poco gobernador de Campeche, quien se comprometió a impulsar la “quinta etapa del PRI”, algo así como la 5E (toda similitud con la 4T es calumniosa) para, según dice, obtener la mayoría en las elecciones intermedias del 2021 y recuperar la presidencia en el 2024 con la participación activa y comprometida de la militancia y mediante la recuperación de la esencia ideológica del partido y su base popular y con la desinteresada ayuda del presidente (el actual), y sin mencionar mucho al otro (el anterior), pues podría convertirse en un despropósito, para lo cual en nuestra querida tierra consiguió el apoyo del gobernador Alejandro Tello, por si acaso hubiera que emplearse a fondo (es ironía), dejando sentir la fuerza del estado más priísta del país (bonitos recuerdos), y mucha esperanza en el cambio verdadero.

Ya está arreglado.

……………………………

Acertijo

Ternuritas


Los comentarios están cerrados.