STAFF | NTRZACATECAS.COM
STAFF | NTRZACATECAS.COM

Zacatecas.- Con pleno apego a la Ley y prevaleciendo en todo momento el respeto a la dignidad y los derechos humanos de las Personas Privadas de su Libertad (PPL), este miércoles se llevó a cabo una revisión sorpresiva al interior del Centro Regional de Reinserción Social (Cerereso) de Cieneguillas.

Ismael Camberos Hernández, Secretario de Seguridad Pública, informó que el objetivo de las revisiones es mantener orden, control y plena gobernabilidad en los complejos penitenciarios de Zacatecas, por ello se realizan de manera continua y sorpresiva.

Detalló que el dispositivo de inspección se realizó en los cuatro módulos del área de Procesados, a fin de detectar objetos o sustancias prohibidas por el reglamento y la Ley Nacional de Ejecución Penal.

El resultado de este procedimiento consistió en: 45 pequeñas bolsitas de plástico con marihuana, un recipiente con semilla de al parecer marihuana, 12 pequeños paquetes de papel arroz, 18 pipas hechizas para consumir algún tipo de droga, cinco teléfonos celulares, seis cargadores para teléfono celular.

Así como dos pilas para celular, dos chips para celular, un auricular, 32 puntas de metal, tres tablas de madera, una cruz de madera para ocultar celular y un arco con segueta.

Camberos Hernández, recalcó que las revisiones continuarán llevándose a cabo de manera sorpresiva y reiteró que a quienes se sorprenda o se acredite la propiedad de objetos prohibidos, será presentado ante el Consejo Técnico y de confirmar su propiedad, perderían beneficios, entre los que se encuentra la reducción de la pena.


Nuestros lectores comentan

  1. Bruto el señor camberos. En estos casos no es posible comprobar la propiedad de dichos objetos, mi buen tarado. ¿Cree usted que esos objetos están amparados por alguna factura o recibo de compra? ¿considera usted que los presos son tan estúpidos como usted?
    Ah!! ¡¡Qué puntadas tan cómicas se avienta este pendejo!!
    Mejor investigue quienes introducen los objetos y quienes dan las facilidades para ello y para que «nadie» se de cuenta de la protección y privilegios que gozan los reos; meta a bote a los responsables y consiga personal confiable. Sobretodo, págueles bien con el dinero que tello y usted se roban disfrazándolo de sueldo, pues lo que usted y su tarado patrón perciben lo merecen más otros trabajadores.

    Responder

Deja un comentario