REFORMA | NTRZACATECAS.COM
REFORMA | NTRZACATECAS.COM

CIUDAD DE MÉXICO.- Tras el triunfo de Enrique Peña Nieto en la elección presidencial, el líder petrolero Carlos Romero Deschamps y Emilio Lozoya, ex director de Pemex, no sólo aumentaron los apoyos millonarios al gremio, sino que pactaron ocultarlos.

La cláusula 251 bis del Contrato Colectivo de Trabajo (CCT), en la que se establecen «ayudas» adicionales a la organización petrolera, era pública hasta 2012 cuando tenía asignados 105 millones de pesos, pero se hizo discrecional a partir de 2013, cuando aumentó a 250 millones de pesos anuales.

Esa cantidad era un «pilón» de los 80 millones de pesos para ayudas al sindicato que sí eran transparentados en la cláusula 251 del CCT «para «fomentar la capacitación a trabajadores, organizar y conmemorar aniversarios, celebrar asambleas, y para la realización de obras sociales».

Al cierre del sexenio, el pilón de la cláusula bis casi se triplicó con más de 253 millones de pesos anuales en el CCT 2017-2019, según consta en una respuesta obtenida a través de la Ley de Transparencia.

Fuentes de Pemex confirmaron que ese «pilón» tenía como conceptos: «gastos de contratación derivados de las revisiones anuales al CCT», «gastos derivados de los festejos relacionados con el Desfile del 1 de Mayo» y «ayuda para gastos derivados de los festejos relacionados con el Aniversario de la Expropiación Petrolera».

En las negociaciones realizadas a mediados de 2013 –en pleno declive de Pemex por la carga financiera–, Romero Deschamps y Emilio Lozoya pactaron primero modificar la cláusula 251 del CCT que otorgó hasta el primer semestre de 2013 un total de 2.5 millones de pesos mensuales para dejarla en 7 millones de pesos al mes, los cuales también incluían gastos de viaje de los dirigentes gremiales.

Esa cifra aumentó para fin de sexenio a 8.3 millones mensuales, aún con la crisis petrolera.

Aparte, Deschamps y Lozoya convinieron desaparecer la cláusula 251 bis, ya con los 250 millones de pesos que representaron un aumento de 138 por ciento de un año a otro y que alcanzó 195 por ciento entre el inicio y cierre de sexenio.

En el CCT negociado con Lozoya en 2013, se creó la claúsula 258 para establecer que la cláusula 251 bis sólo estará disponible en un anexo, junto con los acuerdos CMC/020/13, CMC/023/13, CMC/029/13 y CMC/038/13, que también se refieren a otros apoyos.

Esa cantidad era un «pilón» de los 80 millones de pesos para ayudas al sindicato que sí eran transparentados en la cláusula 251 del CCT «para «fomentar la capacitación a trabajadores.

Benito Jiménez
Agencia Reforma


Los comentarios están cerrados.