CIUDAD DE MÉXICO.- Los movimientos antivacunas han hecho que la vigilancia epidemiológica en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) se refuerce.
Desde 1995 México no ha tenido ningún caso autóctono de sarampión, pues todos los que se han registrado –cinco en 2018 y uno en 2019– han sido importados.

Ayer, la Secretaría de Salud informó que una niña mexiquense de once meses, fue contagiada de sarampión, por lo que se activó el protocolo de vigilancia epidemiológica y se dará seguimiento a las 53 personas que tuvieron contacto con la menor.

Jorge Ochoa Moreno, director general de Servicios de Salud Pública de la CDMX, explicó que, para evitar este tipo de contagios, cuentan con un sistema de cerco.

Un equipo de 45 personas labora las 24 horas los 365 días del año vigilando permanentemente los vuelos que arriban a la Ciudad de países y ciudades donde hay algún alertamiento epidemiológico.


Los comentarios están cerrados.