MIRIAM SERRANO/NTRZACATECAS.COM
MIRIAM SERRANO/NTRZACATECAS.COM

Expertos de la Benemérita Universidad Autónoma de Zacatecas (BUAZ) aseguraron que la construcción de la Presa Milpillas no es factible: “el principal argumento para frenar el abatimiento de los acuíferos en la región centro del estado es una falacia, todo se circunscribe en la corrupción institucionalizada en el manejo del agua”.

Darcy Tetreault, docente investigador de la Unidad Académica en Estudios del Desarrollo de la BUAZ, señala una serie de omisiones y datos incorrectos y falsos dentro del estudio de factibilidad de la presa, pues señaló: “se trata de una información a modo”.

Por ejemplo, mencionó que el método utilizado para estimar el volumen de agua disponible no está incluido en el estudio, pese a que esto implicaba cumplir con el trámite de Manifestación de Impacto Ambiental ante la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat).

Además, agregó que los promotores aseveran que el proyecto servirá para aliviar la sobreexplotación de los acuíferos, algo que, de acuerdo a la docente, no sucederá, pues la sobreexplotación obedece al desorden existente en el manejo de las concesiones para extraer agua.

“Señalar que el 89 por ciento de los usuarios con concesiones no tienen medidores, lo que ha resultado en la multiplicación de pozos sin regulación, las tasas de extracción se desconocen”.

Además, expuso que la zona donde pretenden construir la presa tiene déficit de agua y existe un peligro real de inundación en las tierras utilizadas por los ejidatarios de Atotonilco y El Potrero.

“Milpillas, va”

El proyecto anunciado inicialmente por el ex gobernador Miguel Alonso Reyes en 2015 y abanderado por el ahora gobernador del estado, Alejandro Tello Cristerna, se convirtió en lo que podría ser la principal obra de su quinquenio, además, “desde el origen ha estado plagado de inconsistencias, de inconformidad por parte de los ejidatarios de Jiménez del Teúl, a grado tal que se perdió el recurso federal por más de 500 millones de pesos que ya habían sido destinados para tal fin”.

En entrevista, Tello Cristerna comentó que “Milpillas, va”, que “hay un grupo muy pequeño de opositores” y aceptó que existen errores de origen, pues el proyecto no se socializó, lo que vertió “verdades a medias que se convirtieron en grandes mentiras”.

Sin embargo, “tarde lo que tarde”, aseveró que logrará los consensos para realizar el proyecto: “a Zacatecas no le queda de otra, el problema de agua es complejo”.

 

La desinformación oficial sobre la Presa Milpillas

En este sentido, Grecia Eugenia Rodríguez Navarro, Sergio Elías Uribe Sierra y Darcy Tetreault, los dos primeros del Observatorio de Conflictos Mineros de Zacatecas (OCMZac), aseguraron que la campaña de desinformación sobre la construcción de la presa es parte de la estrategia para conseguir los contratos de ocupación de las tierras ejidales.

“En diversas asambleas, el titular de la Secretaría del Agua y Medio Ambiente (SAMA), Luis Fernando Maldonado Moreno, les explicó que con la presa no se va a acabar el río, lo es una mentira más. En el estudio de factibilidad señalan que sólo se consumirá un 15 por ciento de esa agua, pero la realidad es que será un 95 por ciento”.

“Mientras los funcionarios de gobierno se excusaban de no poder ir personalmente con los ejidatarios para explicarles porqué el proceso aún no estaba terminado, sí contrataron una empresa llamada Corporativo Kristal, a través de la cual inició la compra de sus tierras”.

Ante la desinformación, varios ejidatarios decidieron acudir a la capital del estado para reunirse con los secretarios responsables del proyecto, pero fueron integrantes de Kristal quienes los recibieron, en tanto, los secretarios los dejaron plantados.

Cabe señalar que en la Cuenta Pública 2016 aprobada por la LXII (62) Legislatura, en laa que hubo sanciones resarcitorias, al menos 12 millones de pesos para SAMA.

El principal señalamiento fueron las irregularidades en el proyecto Milpillas, por haber pagado a la empresa Corporativo Internacional Krystal S.A. de C.V. por un servicio de “diagnóstico integral de los regímenes de propiedad privada, así como ejidal y/o comunal”, tanto en la zona de inundación de la presa como en los terrenos por los que pasaría la línea de conducción del agua, “sin que se haya presentado evidencia documental de los resultados que muestren el cumplimiento del contrato”.

Además, a mediados de 2018, gobierno del estado contrató a Materiales y Construcciones Camino Real S.A de C.V. para iniciar las obras preliminares del proyecto y, a una semana de iniciar, la Auditoría Superior de la Federación (ASF) detectó doble pago bajo el concepto “Gerencia y acompañamiento de la estructuración del proyecto Milpillas”.

Desde entonces, la administración estatal intenta realizar convenios con ejidatarios de El Potrero y Atotonilco para la ocupación de los terrenos afectados por la construcción de la cortina, el embalse y el acueducto.

Afirman que el dinero ofrecido no corresponde al valor real de las tierras, por lo que ante la resistencia de algunos ejidatarios, elaboraron un documento ficticio.

Además, denunciaron que queda pendiente el análisis del impacto sobre la flora y fauna debajo de la presa, un rubro tampoco considerado en el estudio de factibilidad.

 

La corrupción institucionalizada en el manejo del agua

De acuerdo con Cindy Mcculligh, posdoctorante de la Unidad Académica en Estudios del Desarrollo de la BUAZ, “Zacatecas forma parte de los cinco estados con mayor déficit en aguas subterráneas como Chihuahua, Guanajuato, Baja California y Ciudad de México”.

Señala que la corrupción institucionalizada se inclina en infringir y tolerar infracciones con relación a la extracción de agua subterránea por intereses privados, “pues cambian en el papel los volúmenes disponibles de agua para poder otorgar nuevas concesiones, como sucedió con la Mina Peñasquito”.

Explicó que, en este caso, las cifras oficiales de la recarga natural del acuífero Cedros se multiplicaron durante la etapa antes de la instalación de Peñasquito, pues en 2007, Conagua informó un estudio de la disponibilidad de agua en dicho acuífero, con un aumento del 435 por ciento.

“Por tanto, las autoridades del agua han incurrido tanto en falsificar los estudios técnicos, como en realizar actos de omisión al permitir la continua extracción no sustentable del agua del acuífero”.

Con base en el análisis de estos especialistas, el proyecto de la Presa Milpillas no es factible, el estudio no es veraz y el engaño es la principal estrategia de los promotores del proyecto para conseguir las tierras a como dé lugar.


Nuestros lectores comentan

  1. Vicente Loera Mier

    No por nada nuestro Mexico esta en la miseries principalmente nuestro estado, si hubiese terrenos laborables cómo abajo de donde hicieron estos Gueros el canal que llega a este valle y hasta Tucson , pero por desgracia haya no los hay, si dijieran que no tendrían agua suficiente para regar la Mariguana todavía Yo les diera la razón aunque con ella perjudicará a todo el Mundo como lo hacían anteriormente.

  2. pese a dichos comentarios, se debe tomar en cuenta la necesidad de la población de recibir el vital liquido y en ese sentido las partes en conflicto deberán sentarse a la brevedad posible y tomar los acuerdos y aclaraciones pertinentes, independientemente de ello los actos de corrupción deben de sancionarse penalmente sea de parte de funcionarios federales, estatales o personas que representan a los ejidatarios

  3. Juan Ramon Ortiz Romero

    muy sencillo nunca han dado a conocer la capacidad total de la presa y mucho menos la capacidad utilizable en m3 , así como calcular cuantos litros serían aprovechables por habitante delos municipios beneficiados según el proyecto o cabeceras municipales para mayor claridad

  4. Este estudio esta peor de lo que ya se a estudiado y con muchas vias. Sabemos que hay sobre-explotacion y que los mantos acuiferos se estan reduciendo mas y mas. Los pozos se pueden regular. A quien no le va a importar u interesar que aya una presa de agua en zacatecas omo la que se esta tratando de condtruir para el futuro y prestigio de zacatecas? Solo a los indiferentes y politicos y personas con intereses en contra de zacatecas no les importa tan importante obra. Ademas la construccion va a generar muchos empleos.

  5. Héctor Berumen muro

    El dr Darcy no es ningún especialista en hidráulica y mucho menos en hidrología, así mismo no creo que tenga conocimientos en medio ambiente y manejó de recursos naturales, discúlpeme pero el ser dr no quita lo pendejo ,