CIUDAD DE MÉXICO.- Para dar seguimiento a cada paciente portadora de una prótesis de mama, en el País se creará un Registro Nacional de Implantes, aseguró Arturo Ramírez Montaña, vicepresidente de la Asociación Mexicana de Cirugía Plástica, Estética y Reconstructiva (AMCPER).

La estrategia la impulsa esta organización en conjunto con la Comisión Federal de Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), afirmó.

Esta dependencia anunció el pasado 31 de julio que retiraría del mercado nacional los implantes texturizados de la empresa Allergan y los extensores de tejido, debido al riesgo de que su uso cause cáncer de linfoma anaplásico de células grandes.

A partir de esto, indicó, la AMCPER se reunió con la Cofepris para coordinar acciones que permitan proteger y dar seguimiento a las mujeres con implantes de senos.

El cirujano plástico agregó que se abrirá una línea telefónica en donde especialistas responderán todas las dudas y consultas de las mujeres que tengan colocados implantes de mama de la marca Allergan o de otras.

También se emitirá un instructivo que se divulgará a través de los medios de comunicación y en redes sociales para brindar información respaldada científicamente sobre estos dispositivos.

Grupo REFORMA publicó el 3 de agosto que, a la fecha, en México se han confirmado cuatro casos de linfoma anaplásico de células grandes asociados a implantes mamarios.

Guillermo Ramos Gallardo, investigador del comité de seguridad de la AMCPER, dijo que el riego de presentar esta enfermedad en el País es de 0.00003 por ciento, por lo que su incidencia y tasa de mortalidad son bajas.

Sin embargo, indicó que una sola paciente con ese cáncer será motivo de preocupación; pero aclaró que, de acuerdo con investigaciones científicas actuales, no es necesario cambiar o retirar los implantes si no hay síntomas.

Expuso que la principal señal de manifestación de este linfoma es un acúmulo importante de líquido, llamado seroma, alrededor del implante y se identifica con exploración física realizada por un cirujano plástico y con estudios de ultrasonido o con resonancia magnética.

Recomendó que las pacientes portadoras de implantes mamarios realicen una revisión rutinaria una vez al año con cirujanos plásticos certificados.


Deja un comentario