Cd. de México.- Militantes del PRI que no pudieron votar, debido a que no aparecen en el padrón, se retiraron de las mesas de votación y acusaron manipulación en el registro de afiliados.

«Es absurdo que a un priista no nos dejen votar, que nada más los que aparecen en esa lista amañada nada más, son listas amañadas», señaló Genaro Gómez Landero, quien acudió a la mesa de votación portando credenciales del partido y una antología personal en la que se registra su trayectoria priista, pero no pudo emitir su voto.

La molestia de la militancia priista quedó de manifiesto en la mesa de votación número 66, instalada en la Alcaldía Cuauhtémoc, donde militantes reprocharon que se les niegue su derecho al voto solo porque no aparecen empadronados en las listas que tienen los encargados de casilla.

«De nada sirve, somos militantes y no estamos registrados en las listas, no se vale. Con el simple hecho de que traigas tu credencial, ya te acredita como militante, porque tan sencillo como que te borren de las listas. Es un mal manejo de la cúpula, ni modo que de la militancia. La militancia nos tenemos que acoplar a lo que ellos hacen, lo que siempre han hecho», dijo Roberto Cuéllar, quien asegura tener 20 años de militante.

María Irma Gutiérrez Díaz, quien es militante del PRI desde hace 42 años y preside la agrupación femenil «Mil Mujeres y un Rosal» tampoco pudo votar.

«Pésima, pésima organización. Me avergüenza que nuestro partido, siendo un partido muy organizado ahorita esté haciendo el ridículo. En el PRI faltó información de todo esto. Además, una cosa, nuestro partido tiene gente especialista en saber organizar bien, entonces ¿quién está al frente?, pues gente inepta», acusó.

«Venimos nosotros a votar y no aparecemos en ninguna de las listas. Fuimos a la Alcaldía que nos corresponde que es Venustiano Carranza y allí no aparecemos, nos mandan al General y del General nos mandan aquí. Todo fue oscuro, no se nos dieron listas, no hay información de que hoy era una votación priista. Es molesto porque nosotros somos priistas de corazón, por qué no se nos permite votar cuando nosotros venimos a votar», afirmó Minerva Gómez Silva, militante desde hace más de 30 años.

Ramona García Suárez, quien tampoco pudo votar por no aparecer en el padrón, exigió a los organizadores de la elección interna mejorar los mecanismos de participación.

«Exijo a mi partido que se organice mejor la elección, así no es», afirmó visiblemente molesta antes de abandonar la mesa de votación.

El PRI vive su primera elección interna abierta en la que Alejandro Moreno, Ivonne Ortega y Lorena Piñón se enfrentan por la dirigencia nacional del partido.

Aunque las mesas de votación se mantendrán abiertas hasta las 17:00 horas, la presencia de militantes es esporádica y tan escasa que las casillas lucen vacías por periodos prolongados de la jornada electoral interna.


Los comentarios están cerrados.