STAFF | NTRZACATECAS.COM
STAFF | NTRZACATECAS.COM

CIUDAD DE MÉXICO.- La aspirante a la dirigencia nacional del PRI, Ivonne Ortega, aseguró que cuenta con elementos suficientes para impugnar el proceso interno de elección, tras denunciar irregularidades durante la jornada de elección de ayer.

«Cuento con todos los elementos para impugnar la elección, incluso para lograr su anulación. Por lo tanto, como es mi convicción y como pienso que deben tomarse las decisiones, consultaré sobre este tema a los militantes que nos dieron su confianza y respaldo», afirmó en un mensaje a medios.

Acompañada de quien fuera su compañero de fórmula José Encarnación Alfaro, la también ex Gobernadora de Yucatán anunció que se mantendrá en el partido con el objetivo de trabajar para que llegue la democracia a los priistas.

«No nos vamos, no me iré del PRI. Seguiré y trabajaré dentro del PRI para luchar porque la democracia real llegue al partido y para defender a la militancia. A los militantes que han confiado en este proyecto, seguiré junto a ustedes para defender la democracia dentro del PRI, para evitar el abuso de poder y denunciar la corrupción, que es el mayor mal que tiene nuestro partido», expresó.

En su mensaje, Ivonne Ortega hizo un balance del proceso interno de elección y acusó que fue inequitativo y con graves irregularidades que ponen en entredicho los resultados preliminares y el prestigio del partido.

Entre las irregularidades que mencionó está la pérdida de representantes electorales de la fórmula que encabezaba.

«Más de mil de ellos, por causas atribuibles al sistema informático instalado por el CEN, el cual borró acreditaciones o cambió ubicaciones de los representantes de un centro de votación a otro o de un municipio a otro e incluso de un estado a otro», acusó.

Asimismo, denunció que se impidió el acceso a sus representantes debidamente acreditados o en algunos casos se les expulsó de las casillas, inclusive con violencia.

Por otra parte, señaló que se permitió votar a personas que no se encuentran en el padrón del Partido; hubo relleno y embarazo de urnas previo y durante la jornada electoral, así como compra y coacción del voto en diferentes estados; además de una votación atípica en casillas con participación del 100 por ciento de electores, como ocurrió en Oaxaca y Coahuila.

«En esta jornada electoral la cúpula del partido recurrió a las prácticas más deshonestas. Ese no es el PRI que queremos, es el PRI que miles de militantes queremos cambiar y que la sociedad rechazó en el 2018.

Durante este proceso lleno de vicios y trampas hemos recibido miles de denuncias y pruebas por parte de militantes valientes, que arriesgaron mucho, y hubo muchos que han perdido su trabajo por represalias de la cúpula», apuntó.

La priista también enfatizó que la declaración de ganador que hizo Alejandro Moreno carece de legitimidad debido a que aún no se conocen los resultados definitivos.


Deja un comentario